Vacuna contra COVID-19, ¿tabla de salvación para Netanyahu?

ecibieron la vacuna Pfizer/BioNtech vaccine. Es el nivel per cápita más alto del mundo, de acuerdo con Our World in Data, un portal que compara estadísticas oficiales. Israel espera haber vacunado ...

ecibieron la vacuna Pfizer/BioNtech vaccine. Es el nivel per cápita más alto del mundo, de acuerdo con Our World in Data, un portal que compara estadísticas oficiales. Israel espera haber vacunado a la mayor parte de la población para fines de marzo, justo para las elecciones.

Netanyahu explota el tema de las vacunas constantemente. Recibió el primer cargamento en el aeropuerto. Se vacunó frente a las cámaras de televisión y estuvo presente cuando se dieron las vacunas número 500.000 y un millón. Ambos eventos fueron transitidos en vivo por YouTube.

Netanyahu se ufana de su relación con los directores ejecutivos de las farmacéuticas Pfizer y Moderna, insinuando que esas conexiones lo ayudaron a conseguir millones de vacunas muy requeridas. Hablo con ellos todo el tiempo, sostuvo hace poco.

El primer ministro se siente a sus anchas frente a los micrófonos, pero tiene una relación tirante con la prensa.

Igual que Trump, acusa a los medios de ser liberales y de librar una caza de brujas en su contra. Usa las redes sociales y dice que así puede promover sus puntos de vista sin necesidad de pasar por el filtro de los medios tradicionales. Cuando ofrece conferencias de prensa, rara vez responde preguntas.

Su oficina difunde su propio material informativo. La semana pasada, por ejemplo, Netanyahu recibió a Jonathan Pollard, condenado por espionaje en Estados Unidos, tras una saga de 35 años. Qué momento, expresó el primer ministro en el aeropuerto. La prensa no tuvo acceso a este episodio, pero la oficina de Netanyahu difundió fotos y un video tomado por un asistente.

Gideon Saar, viejo aliado de Netanyahu, acaba de romper con su partido Likud y de crear otro, diciendo que el primer ministro usaba al partido con fines personales.

Zeev Elkin, otro confidente de Netanyahu, afirmó que el gobernante destruyó al Likud y generó una atmósfera de culto de la personalidad, de adulación, de temor a criticar... todo en una corte bizantina.

El nuevo partido de Saar corteja a sectores de derecha desencantados con Netanyahu y asoma como una fuerza formidable. Hay encuestas que indican que terminará segundo en la votación, detrás del Likud, y que podría liderar una coalición capaz de poner fin a los 12 años de gobierno de Netanyahu.

No está claro si Israel conseguirá todas las vacunas necesarias para mantener el actual ritmo de inoculaciones ni si la prédica de Netanyahu convencerá a quienes se quedaron sin trabajo, que son muchos.

Por otro lado, en las próximas semanas se reanudará el juicio de Netanyahu. Se lo acusa de fraude, de aceptar sobornos y de abuso de confianza.

Quiere que la prensa lo adule, al tiempo que detesta a la prensa, comentó Tehilla Shwartz Altshuller, fellow del Instituto por la Democracia de Israel.