México prepara brigadas de vacunación para zonas aisladas

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador indicó el martes que después de vacunar al personal de salud de máximo riesgo se iniciará un plan de inmunización de adultos mayores en las zo...

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador indicó el martes que después de vacunar al personal de salud de máximo riesgo se iniciará un plan de inmunización de adultos mayores en las zonas más aisladas con brigadas y el respaldo de la Guardia Nacional.

Según el mandatario, habrá 10.000 equipos de 12 personas -personal médico, promotores locales que conocen la zona y cuatro militares- para acceder a tres millones de ancianos en las zonas más apartadas para luego seguir con las cabezas municipales y las ciudades.

Varios expertos consideraron que sería más eficaz vacunar primero a los ancianos de las ciudades, donde hay más contagios, pero la previsión del gobierno es que cuando inicie el plan de brigadas rurales ya esté aprobada la vacuna china de la empresa CanSino, y que al ser de dosis única sólo habría que llegar en una ocasión a esos sitios.

México ha autorizado dos fármacos que requieren dos dosis: el de Pfizer, del que se han aplicado unas 44.000 dosis, y la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, que recibió el visto bueno de las autoridades el lunes.

La vacunación inició en diciembre en la Ciudad de México y sus suburbios y en el norteño estado de Coahuila. El martes llegaron 53.000 nuevas dosis también destinadas a esas regiones. A partir del 11 de enero comenzará el proceso en el resto de los estados porque llegarán lotes semanales de más de 430.000 dosis de la vacuna de Pfizer.

Para finales de enero, si se cumplen las previsiones, habrán llegado 1,4 millones de dosis de esa farmacéutica con las que el gobierno prevé haber inmunizado a los 750.000 trabajadores de salud que están en las labores de mayor riesgo.

El gobierno quiere comenzar con las brigadas justo después, pero no quedó claro si se pondrán en marcha sólo si está ya aprobada la vacuna china o si iniciarán aunque haya que usar otro fármaco.

Vamos a comenzar abajo, en donde vive la gente más marginada, subrayó López Obrador. Muchas de esas áreas remotas son importantes bases de apoyo de un presidente que ha repetido que en su gobierno primero los pobres.

El procedimiento será aprovechar la infraestructura donde los mayores reciben sus pensiones en 10.000 pueblos a los que acudirán habitantes de 280.000 comunidades. En los casos en los que los ancianos no puedan moverse, la brigada vacunará a domicilio. Después se irá a las 2.500 cabeceras municipales y posteriormente a las ciudades.

Los expertos coinciden en que dada la imposibilidad de vacunar a todos los ancianos a la vez, se tendría que priorizar a los de zonas urbanas más densamente pobladas y que son focos importantes de contagio.

El único sentido que veo (en la decisión de iniciar por áreas remotas) es el político, indicó Miguel Betancourt, presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública. Son una población blanco de las políticas del presidente, de hecho, él mismo dijo que la vacunación se va a aplicar en los mismos sitios en los que se da la pensión: te vacuno y te doy tu dádiva.

Para Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, empezar por las áreas rurales sólo sería una buena opción si es para usar la vacuna china que es de logística más sencilla. En caso contrario, también apostó por vacunar primero las zonas con más contagios.

López Obrador también alentó a iniciar las clases presenciales en los estados que están en el menor nivel de alerta, Campeche y Chiapas, y dijo que para ello se vacunaría también a los maestros,

CanSino no ha presentado los resultados de su última fase de ensayos, un requisito para la autorización de su uso de emergencia.

El gobierno tampoco dio fecha para empezar a usar la vacuna de AstraZeneca. El canciller Marcelo Ebrard se limitó a indicar el martes que se iniciará su producción en México muy próximamente para surtir al país con 77,4 millones de dosis.

López Obrador recordó que al margen del esfuerzo del gobierno federal hay farmacéuticas mexicanas que ya gestionaron la compra de vacunas de manera privada. Según dijo, les serían suministradas a partir de junio o julio, cuando el programa oficial ya habría llegado a los mayores de 40 años.

Hasta ahora México ha confirmado oficialmente más 1,46 millones de casos de coronavirus y más de 128.000 fallecidos.