El fiel soldado Pence atrapado entre Trump y la Constitución

para que lo ayude a destacarse en lo que se prevé será una multitud de aspirantes.

para que lo ayude a destacarse en lo que se prevé será una multitud de aspirantes.

Eso significa que debe evitar enfurecer a Trump y a grandes sectores de la base republicana que creen en las acusaciones infundadas de fraude electoral del presidente, quien les ha hecho creer falsamente que Pence tiene el poder de revertir el resultado al rechazar los votos de estados como Georgia, Michigan, Wisconsin y Pensilvania, que votaron por el republicano en 2016 pero por Biden en 2020.

Paren el robo, corearon los partidarios en un acto por los candidatos al senado en Georgia el lunes.

Sé que todos... todos tenemos dudas sobre la última elección. Y quiero asegurarles, comparto la preocupación de millones de estadounidenses sobre las irregularidades en los votos, dijo Pence. Y les prometo que el miércoles nos haremos oír en el Congreso. Escucharemos las objeciones. Escucharemos las pruebas.

A partir de la 1 de esta tarde, Pence debe presidir una sesión conjunta del Congreso. Su tarea es abrir los certificados de los votos electorales de cada estado y presentarlos a los contadores de las cámaras en orden alfabético. Al finalizar el recuento, corresponde a Pence anunciar quién ganó.

Ese recuento solo puede ser anulado por votación de la totalidad de los legisladores, lo cual es virtualmente imposible dado que los demócratas tienen mayoría en la cámara baja.