Dolor, carencia e incertidumbre, así fue 2020 en Perú

vende mosquiteros en las calles y se retrató introduciéndose dentro de uno de sus productos.

vende mosquiteros en las calles y se retrató introduciéndose dentro de uno de sus productos.

En el mercado se escuchan las voces de peruanos, pero también de muchos venezolanos que trabajan desde que amanece hasta que el sol se oculta para ganar algunas monedas para comer.

Perú es el segundo mayor destino de venezolanos en el mundo después de Colombia y los extranjeros ganan 35% menos que los propios peruanos, según un estudio de la organización humanitaria independiente Refugees International con sede en Washington.

Hay que hacer de piedras, corazones, dijo el venezolano David Gómez, quien vive desde hace tres años en Lima, perdió su empleo como costurero de bolsos y ahora vende golosinas. Es algo muy fuerte para muchos que nos tocó vivir la vida del emigrante, indicó el hombre de 31 años.

En medio de la dureza de 2020, Gómez reflexionó sobre las enseñanzas que deja la pandemia para los que siguen vivos. Debe servirnos como ejemplo para querernos más como personas, indicó.

En las calles muchos se contagiaron y Jesús Huapaya, un médico de 50 años, dijo haber visto de todo durante el año, incluso morir a gente joven por ayudar a otros que estaban enfermos.

Huapaya, que trabaja en un puesto de salud que atiende pacientes infectados por el virus, añadió que le dolió la muerte de su amiga Meri Alcocer, una técnica en farmacia. Falleció ayudando a su familia y a otros amigos, tenía un corazón muy noble, dijo.

A inicios de semana Perú superó el millón de contagiados y los muertos pasan los 37.200, según datos oficiales. Aunque en los últimos meses los fallecidos diarios bajaron a menos de 50, las autoridades temen que entre las fiestas de Navidad y de Año Nuevo los casos puedan dispararse.

La incertidumbre reina en Perú por el caos político que en noviembre derivó en tres presidentes en una semana. El país no ha conseguido comprar vacunas contra el virus para sus 32 millones de habitantes a diferencia de otras naciones de la región sí lo han logrado, entre ellas México.

El conjunto de fotos en blanco y negro también incluye retratos de vendedores, compradores circunstanciales e incluso de un sexteto de músicos venezolanos que tocan salsa en las calles.

Antes de la pandemia tocábamos en discotecas y eventos, comentó el cantante Jesús Ibarra.

Ahora vivimos de las propinas, pero seguimos adelante, dijo.

__

Franklin Briceño colaboró con esta nota desde Lima.