Aprueban fusión de Fiat Chrysler y Peugeot

y de crear sinergias por valor de 5.000 millones de euros al año.

y de crear sinergias por valor de 5.000 millones de euros al año.

La combinación de PSA Peugeot y Fiat Chrysler busca reducir gastos en una industria que depende enormemente del capital empresarial, pero queda por ver si será capaz de preservar empleos y marcas conocidas en un mercado global castigado por la pandemia del coronavirus.

Tavares, en la reunión virtual de sus accionistas, declaró poco antes que estamos totalmente conscientes de que juntos seremos más fuertes que solos.

Ambas compañías están en buenas condiciones y están bien posicionadas en sus mercados, agregó.

La compañía resultante unirá a los fabricantes Peugeot y Citroen, productores de los Jeep, de los Maserati y de los Alfa Romeo.

Si bien la fusión es presentada como una unión de iguales, en realidad PSA tiene la ventaja y Tavares será el director de Stellantis, con capacidad de emitir el voto decisivo en la junta directiva de 11 integrantes. Se prevé que Tavares tendrá el control total de la nueva empresa en las próximas semanas, probablemente para fines de enero.

El presidente de Fiat Chrysler John Elkann, heredero de la familia Agnell y el mayor accionista de Fiat Chrysler, será el presidente de Stellantis. El CEO de Fiat Chrysler Mike Manley dirigirá el departamento norteamericano, que será clave en el objetivo a largo plazo de Tavares de incursionar en ese mercado para la compañía que ha dirigido desde el 2014.