Irak indica que desmanteló mina adherida a buque petrolero

El ejército de Irak informó el sábado que expertos en explosivos de sus fuerzas navales desmantelaron con éxito una mina que fue encontrada pegada a un barco petrolero dos días antes en el Golfo ...

El ejército de Irak informó el sábado que expertos en explosivos de sus fuerzas navales desmantelaron con éxito una mina que fue encontrada pegada a un barco petrolero dos días antes en el Golfo Pérsico.

El comunicado señalaba que las autoridades iraquíes han abierto una investigación sobre el incidente. Ningún grupo se ha atribuido la colocación de la mina.

El anuncio se produjo un día después que Irak confirmó los reportes de empresas de seguridad privada de que una mina descubierta pegada en un lado del buque petrolero rentado por la empresa iraquí Oil Marketing Company, conocida como SOMO, mientras reabastecía a otro buque. Agregó que los equipos iraquíes trabajaban para desmantelar la mina.

Irak no ha proporcionado más detalles, pero las dos empresas de seguridad privada indicaron que el artefacto hallado fue probablemente una mina magnética en el MT Pola, un petrolero libio.

Una mina magnética es un tipo de mina naval que se adhiere a un barco, generalmente colocada por un buzo de las fuerzas especiales. Posteriormente explota y puede causar daños considerables en una embarcación.

El descubrimiento se produjo en medio de tensiones entre Irán y Estados Unidos en los últimos días del gobierno del presidente Donald Trump.

Estados Unidos de antemano ha realizado sobrevuelos con bombarderos B-52 y enviado un submarino nuclear al Golfo Pérsico por lo que los funcionarios del gobierno de Trump describen como la posibilidad de un ataque iraní por el primer aniversario del ataque con drones de Estados Unidos perpetrado cerca de Bagdad que provocó la muerte de un importante general iraní, Qassem Soleimani, y del principal líder de una milicia iraquí, Abu Mahdi al-Muhandis.

Irak está conmemorando el aniversario con una serie de eventos programados esta semana, incluida una ceremonia en el aeropuerto de Bagdad el sábado por la noche, donde ocurrió el ataque con dron que mató a los dos hombres.

Miles de dolientes se reunieron en una procesión funeraria falsa en la carretera que lleva al aeropuerto, la cual fue bloqueada con automóviles la noche del sábado.

Carteles de los hombres fallecidos adornaron ambas partes de la carretera, en la cual fueron colocadas tiendas de campaña que ofrecieron alimentos y bebidas a quienes caminaban por la autopista. El sitio del bombardeo se convirtió en un área parecida a un santuario acordonada, en la que fueron colocadas fotografías de Soleimani y al-Muhandis al tiempo que los dolientes encendían veladoras.

Las marcas de metralla continúan visibles en el asfalto y muros del área.