Coronavirus pone en riesgo la cosecha de café en Honduras

pudiera hacer más atractiva la labor.

pudiera hacer más atractiva la labor.

Pero los intentos de reclutar personal no dieron los resultados deseados, por lo que las autoridades llegaron a un acuerdo con Nicaragua en octubre para la llegada ordenada de trabajadores de ese país. El instituto del café calcula que se requerían unos 75.000 recolectores para la cosecha.

A los trabajadores nicaragí¼enses se les aplicaron pruebas de COVID-19 en la frontera costarricense y se les requirió ponerse en cuarentena en las plantaciones que les fueron asignadas durante 14 días antes de empezar a recolectar. El ministerio de agricultura indicó que se requerían aproximadamente 45.000 trabajadores extranjeros.

Costa Rica utilizó un sistema similar en su frontera sur con trabajadores de la etnia ngí¶be-buglé de Panamá que también tienen la ciudadanía costarricense. De igual forma tuvieron que aislarse antes de ponerse a trabajar y este año no se les permitió que trajeran a sus hijos, como tradicionalmente hacen.

Costa Rica prevé una cosecha mucho más grande este año que el pasado.

En Honduras, los productores de café están cosechando con el personal que tienen, pero hay temores de que, si comienza a llover antes de que se recolecte el café, podría perderse gran parte de la cosecha.

En Ocotepeque, en el oeste del país, el cultivador Virgilio Pacheco dijo que tuvo que ir a Guatemala para hallar trabajadores, convencerlos de que vinieran y pagarles sus pruebas de COVID-19.

Alexander Welcher, un cultivador de café en el municipio central de Yoro, dijo que la falta de mano de obra para la cosecha es a nivel nacional.

El problema es generalizado", dijo Welcher. "Hay productores a quienes se les está madurando y secando el café porque no cuentan con la capacidad de cortarlo a tiempo.

__

Cordoba reportó desde San José, Costa Rica.