Tokio pide a residentes que se queden en casa con la familia

897 reos y 21 trabajadores, del Centro de Detención Dongbu de Seúl dieron positivo coronavirus desde el contagio de uno de los responsables de las instalaciones el 27 de noviembre. Uno de los presos...

897 reos y 21 trabajadores, del Centro de Detención Dongbu de Seúl dieron positivo coronavirus desde el contagio de uno de los responsables de las instalaciones el 27 de noviembre. Uno de los presos murió.

El país lucha por contener el repunte del virus, ligado a varios focos de contagio. Antes el jueves, y el país reportó 967 nuevas infecciones que elevaron el total nacional a 60.740, con 900 fallecidos.

Los reguladores sanitarios chinos aprobaron el uso de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica estatal Sinopharm, como la primera para uso general en el país. La autorización coincide con una campaña para inmunizar a 50 millones de personas antes de la celebración del Año Nuevo Lunar. El laboratorio había dicho antes que la vacuna tenía una efectividad del 79,3%.

Las celebraciones de Nochevieja serán atípicas este año. Las restricciones por la pandemia limitan que se formen multitudes en muchos lugares para despedir un año que prefieren olvidar. Australia es uno de los primeros países del mundo en recibir el nuevo año. Allí, un millón de personas solía atestar el puerto de Sydney para ver los tradicionales fuegos artificiales anuales en el Sydney Harbor Bridge. Pero este año, las autoridades están aconsejando a los asistentes que se queden en casa y los vean por televisión.

En Nueva Zelanda, Taiwán y otros lugares que han tenido éxito en su lucha contra el virus, la noche se celebrará como es habitual,