Nikkei alcanza su punto más alto en 30 años

Los precios de las acciones subieron el martes en Asia y el indicador japonés Nikkei 225 alcanzó su punto más alto en 30 años después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump aprobó u...

Los precios de las acciones subieron el martes en Asia y el indicador japonés Nikkei 225 alcanzó su punto más alto en 30 años después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump aprobó un paquete de ayuda contra el coronavirus por 900.000 millones de dólares.

Wall Street impuso nuevos máximos históricos el lunes después de que Trump optó por no vetar la propuesta, ayudando a aliviar la incertidumbre en momentos en que los gobiernos implementan nuevamente restricciones comerciales y de traslado para combatir la pandemia y que han lastrado a la actividad económica global.

En Tokio, el Nikkei 225 subió 2,7% y cerró en 27.568,15, la primera vez que opera por encima de las 27.000 unidades desde agosto de 1990, según FactSet. El mercado registró su cierre más alto de 38.915,87 enteros el 29 de diciembre de 1989.

El indicador referencial se vio beneficiado por las sólidas ganancias de grandes compañías como Mitsubishi Heavy Industries, que sumó un 4,6%, la fabricante de ropa Fast Retailing también ganó un 4,6%, y la compañía energética SoftBank, que registró un aumento del 4,2%.

Otras acciones asiáticas también cerraron mayormente en alza.

El indicador Hang Seng de Hong Kong subió un 0,9% y se estableció en 26.557,18. En Corea del Sur, el Kospi cerró con ganancias del 0,1%, a 2.814,16 unidades. El S&P/ASX 200 de Australia ganó 0,5% y se ubicó en 6.700,30 enteros.

El índice Shanghai Composite cayó un 0,3% y cerró en 3.386,57 puntos. Los precios de las acciones cayeron en Taiwan e Indonesia, pero subieron en Malasia y Singapur.

Las operaciones van a la baja a medida que el 2020 se aproxima a su final. Pero después de una caída libre en marzo, a medida que la pandemia se arraigaba, los precios de las acciones se han recuperado, ayudados por los enormes estímulos de bancos centrales y tasas de interés extremadamente bajas, que hacen que las acciones puedan ser más lucrativas que otras inversiones.

Los inversionistas han recuperado la confianza a medida que se aprueban las vacunas contra el coronavirus que esperan allanen el camino para un regreso a la normalidad en los próximos meses.