Ohio: Policía es despedido por muerte de hombre negro

y que durante varios minutos se negó a administrarle primeros auxilios.

y que durante varios minutos se negó a administrarle primeros auxilios.

El policía Adam Coy fue despedido horas después de que se llevara a cabo una audiencia para determinar su situación laboral, informó en un comunicado el director de Seguridad Pública de Columbus, Ned Pettus Jr.

Las acciones de Adam Coy no están a la altura del juramento de un agente policial de Columbus o de los estándares que nosotros, la comunidad, exigimos de nuestros agentes, decía el comunicado.

Coy sigue bajo investigación criminal por el incidente de la semana pasada.

La decisión se tomó después de que Pettus concluyó una audiencia para determinar si las acciones en los momentos antes y después de la muerte de Hill fueron justificadas. Pettus siguió la recomendación del jefe de policía Thomas Quinlan, quien hizo una declaración por video la víspera de Navidad en la que decía que había visto suficiente para recomendar el despido de Coy.

Así es la rendición de cuentas. La evidencia ofrecía bases sólidas para su despido, dijo Quinlan el lunes. El señor Coy ahora tendrá que responder a los investigadores por la muerte de Andre Hill.

Coy y otro policía respondieron la madrugada del martes a una llamada de un vecino sobre un vehículo que estaba delante de su casa en el noroeste de la ciudad que había sido encendido y apagado varias veces, de acuerdo con una copia de la llamada dada a conocer el miércoles.

El alcalde Andrew Ginther dice que aún no estaba claro si ese vehículo tenía algo que ver con Hill.

En el video se ve a Hill salir de un garaje con un celular en su mano izquierda segundos antes de que Coy lo baleara. No hay audio porque el agente no había activado la cámara corporal; una función automática grabó el tiroteo sin audio.

También se lleva a cabo una investigación de los otros agentes que respondieron a la llamada que concluyó con Hill siendo baleado. Quinlan indicó que al parecer ellos tampoco activaron sus cámaras corporales ni prestaron asistencia a Hill. Afirmó que cualquier otra persona que haya infringido los protocolos del departamento tendrá que rendir cuentas.