Fallece Manzanero, autor de Somos novios y otros clásicos

Armando Manzanero, el maestro mexicano de la música romántica conocido por Voy a apagar la luz, Somos novios, No sé tú y otros clásicos interpretados por luminarias desde Lucho Gatica y Luis Migu...

Armando Manzanero, el maestro mexicano de la música romántica conocido por Voy a apagar la luz, Somos novios, No sé tú y otros clásicos interpretados por luminarias desde Lucho Gatica y Luis Miguel hasta Frank Sinatra, falleció la madrugada del lunes, informó su manager. Tenía 85 años.

El laureado compositor murió en un hospital en la Ciudad de México por complicaciones renales, dijo la manager, Laura Blum, a The Associated Press.

Estuvo hospitalizado por COVID-19, pero Blum aseguro que ya había superado el virus, aunque tenía problemas de los riñones que no se resolvieron.

Añadió que los restos del músico serán cremados y que su familia tiene previsto llevarlos a Mérida, su ciudad natal.

Además de autor, intérprete y productor, Manzanero colaboró con artistas de renombre como José José, Angélica María, Alejandro Sanz y Miguel Bosé, quienes lo consideraban un maestro entre maestros.

Reconocido por su trayectoria por la Academia de la Grabación, así como por Billboard y ASCAP, compuso cerca de 400 canciones entre las que también se destacan Adoro y Contigo aprendí. Raphael, Tony Bennett, Diego El Cigala y Elis Regina fueron otros de los artistas que interpretaron sus creaciones, temas que han resistido la prueba del tiempo.

De lo más orgulloso que estoy es que todavía, cuando salgo a trabajar, tengo que cantar ˜Adoro™, tengo que cantar ˜Somos novios™, tengo que cantar ˜Por debajo de la mesa™, dijo Manzanero en una entrevista con The Associated Press en 2020 a propósito de su Premio a la Trayectoria en los Billboard de la Música Latina. Y resulta que cuando sale un muchacho nuevo... cuando veo que gente joven me graba y que un señor como Sebastián Yatra quiere trabajar conmigo, yo me siento muy satisfecho. La canción que hice hace 50 o 60 años todavía sigue viva. Hasta las flores duran menos.

Entre todas quizá la más famosa, en el mercado anglo, fue la versión en inglés de su célebre Somos novios de 1968. Traducida en 1970 como It™s Impossible por Sid Wayne, fue grabada primero por Perry Como, para quien se convirtió en uno de sus temas más solicitados, y después por Elvis Presley, Shirley Bassey y Andrea Bocelli. El álbum It™s Impossible le valió a Como una nominación al Grammy a la mejor interpretación vocal pop masculina, y el tema además fue nominado a canción del año. La grabación original de Manzanero fue incorporada al Salón de la Fama del Latin Grammy en 2001.

Pero es también una canción por la que tuvo que pasar por un proceso legal para comprobar su autoría, pues mientras que en español dice somos novios, cuatro sílabas, en inglés It™s Impossible hacen cinco y esa sílaba adicional hizo que se asemejara más a una canción francesa.

Mi padre me enseñó que cuando uno tiene la razón uno tiene que pelear hasta la muerte. A mí me toca ese proceso tan desagradable, dijo Manzanero en la entrevista con AP en 2020. Pero bajo ninguna circunstancia ni me quise robar una canción, ni quise que mi canción se pareciera a nadie y menos a una canción francesa. Eso me enseñó que en esta vida todos los grandes éxitos y las grandes fortunas, cuando se habla de dinero, siempre tienen problemas. Lo peleé hasta el último día y el que cobra ˜It™s Impossible™ soy yo.

En 2014 Manzanero fue el primer mexicano en recibir un premio especial a la trayectoria de la Academia de la Grabación estadounidense, que otorga los premios Grammy.

Soy mexicano de origen maya, soy un indio maya, y me siento muy orgulloso de estar esta tarde aquí, delante de todos ustedes, dijo el maestro al recibir el galardón ante un público que incluyó a Ringo Starr, Yoko Ono y Olivia Harrison.

En 2001 ganó el Latin Grammy al mejor álbum de dúo o grupo pop vocal por Duetos, un disco en el que participaron invitados como Sanz, Malú, Presuntos Implicados, Miguel Bosé, Café Quijano, Francisco Céspedes, Ricardo Montaner, Juan Pablo Manzanero y Lucero. Y en 2010 recibió el Premio a la Excelencia Musical de la Academia Latina de la Grabación.

Llevo la bandera de la mejor música del mundo, la música más bella del mundo, y no soy yo el que la compuso. Empezó a componerla un señor como Juventino Rosas con su vals ˜Sobre las olas™, como Lorenzo Barcelata con su canción ˜María Elena™, como la señora Consuelo Velázquez (con) la canción más cantada del mundo, Bésame mucho. Yo abandero toda esa gran música que los mexicanos tenemos, dijo Manzanero a AP.

Su fecha de nacimiento quedó registrada como el 7 de diciembre de 1935, pero según contó el propio Manzanero en una entrevista de 2019, la fecha correcta era 7 de diciembre de 1934. Nació en Mérida, Yucatán, y por eso solía lucir orgulloso guayaberas y sombreros tradicionales de ese estado de México. Era de voz arenosa y bajito de estatura; apenas medía 1,55 metros y recordaba con humor que desde pequeño esto fue objeto de burla.

Desde su infancia estuvo rodeado de música: era hijo de uno de los fundadores de la orquesta Típica Yucalpetén y de una bailarina de danza folclórica. De niño estudió en la Escuela de Bellas Artes de Mérida y continuó su formación musical con diversos maestros en la Ciudad de México, donde fue acompañante de intérpretes como Lucho Gatica, Pedro Vargas y José José.

A los 15 años compuso su primera canción, Nunca en el mundo, de la cual se han realizado versiones en 21 idiomas. En 1959, grabó su primer álbum con temas de su autoría, Mi primera grabación, al que siguieron más de una treintena a lo largo de su dilatada carrera. Uno de sus primeros éxitos internacionales llegó gracias a la interpretación de No de Carlos Lico, quien popularizó su balada por toda Latinoamérica.

Como productor se destaca su labor con La Sonora Santanera y Sonia López, Angélica María, Presuntos Implicados, María Conchita Alonso, Luis Miguel y Carlos Cuevas.

En los años 90 presentó el bolero a toda una nueva generación a través de su trabajo como productor y director de la enormemente popular trilogía de discos de Luis Miguel Romance (1991), Segundo Romance (1994) y Romances (1997), que además incluyeron temas de su autoría como Por debajo de la mesa, Te extraño, Voy a apagar la luz y No sé tú.

Con Luis Miguel se va a decir que cierro esa parte de productor. Los ˜Romances™ que hizo es de los trabajos que mejor sabor me dejaron, que mejor beneficio, dijo Manzanero a la AP en el 2020.

También en los 90, compuso temas para las telenovelas Nada personal y Mirada de mujer, y produjo la versión de No sé tú que se escucha en la película Speechless (No sé tú) de 1994, con Michael Keaton y Geena Davis. Su música apareció en películas y series como Sharp Objects, La edad de la violencia, Perdóname mi vida y Mission: Impossible III (Misión: Imposible 3), entre muchas más.

Manzanero tuvo asimismo una faceta como hombre de medios. En el Instituto Mexicano de la Radio, condujo por años el programa Manzanero presenta transmitido por la XEB, La B Grande de México, así como Manzanero a través de su música, en el que alguna vez tuvo como invitado al intelectual mexicano Carlos Monsiváis cantando a dúo con él. Manzanero destacaba que Monsiváis lo describía como autor de las declaraciones de amor como declaraciones de bienes anímicos.

En televisión tuvo el programa El estudio de Manzanero del Canal 22, al que invitaba a colegas como Marco Antonio Muñiz y Alberto Cortés mientras promovía a nuevos artistas y compositores. Como presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México, era común verlo en actos y celebraciones de la organización.

En su vida personal trató de mantenerse alejado de los escándalos, pero esto no evitó que se casara en varias ocasiones. Su primer matrimonio fue con María Elena Arjona Torres, su novia del colegio y la madre de sus primeros cuatro hijos. Tras divorciarse de ella, se casó con María Teresa Papiol Mirassou, y luego con Olga Aradillas y Gloria Caballero. Su última esposa fue Laura Elena Villa. En total tuvo siete hijos y 16 nietos.

Tengo el gran orgullo que, perteneciendo a diferentes ediciones, vi por ellos (mis hijos), hice lo mejor que pude por cada uno de ellos y me llevo con todos ellos, los amo a cada uno como si hubieran estado en la misma mamá bajo el mismo techo. Me hubiera gustado tener un solo casamiento, dijo Manzanero en 2020. Si no lo pude lograr, lo lamento con toda mi alma. Es uno de los puntos quizá no muy ilustres que puedo tener yo en la historia.