Japón prohíbe el ingreso de extranjeros no residentes

Japón anunció el domingo que prohibirá temporalmente el ingreso de todos los ciudadanos extranjeros no residentes como medida de precaución contra una nueva y potencialmente más contagiosa varian...

Japón anunció el domingo que prohibirá temporalmente el ingreso de todos los ciudadanos extranjeros no residentes como medida de precaución contra una nueva y potencialmente más contagiosa variante del coronavirus que se ha propagado por Reino Unido.

El Ministerio de Relaciones Exteriores explicó que la prohibición de comenzará el lunes y que durará hasta el 31 de enero.

La semana pasada, Japón prohibió el ingreso a los extranjeros no residentes provenientes de Gran Bretaña y Sudáfrica después de confirmar siete casos portadores de la nueva variante en los últimos dos días: cinco personas procedentes de Reino Unido a las que se les hicieron pruebas en aeropuertos y dos más en Tokio.

Japón también decidió suspender la dispensa de una cuarentena de 14 días a ciudadanos japoneses y extranjeros residentes conforme a un programa puesto en marcha en noviembre. Quienes lleguen ahora deberán demostrar que dieron negativo en la prueba que deben hacerse 72 horas antes de su salida con destino a Japón y aislarse de manera voluntaria durante dos semanas después de su llegada.

Japón acumulaba el sábado 217.312 casos y 3.213 muertes.

En otras partes de la región de Asia y el Pacífico, Corea del Sur decidió el domingo no aplicar de momento medidas más estrictas de distanciamiento social en la zona metropolitana de Seúl a pesar de un incremento de casos de coronavirus allí.

El ministro de Salud, Kwon Deok-cheol, dijo el domingo que Corea del Sur registró un promedio de 999 nuevos casos por día la semana pasada, con 690 de ellos en el área de Seúl.

Bajo las reglas actuales, los clubes nocturnos, los centros de karaoke, los gimnasios y las escuelas del área de Seúl han suspendido sus operaciones. Como medidas adicionales, las autoridades prohibieron la semana pasada las reuniones sociales de más de cinco personas y ordenaron el cierre de las estaciones de esquí y otros lugares turísticos.

Las restricciones más severas cerrarían cientos de miles de empresas más y ordenarían a los negocios que todos los empleados no esenciales trabajen desde casa. Corea del Sur ha reportado 56.872 casos en general, incluidas 808 muertes.