Presidente argentino responde a críticas por vacuna

El presidente argentino Alberto Fernández afirmó este viernes que no sólo negoció con Rusia para obtener la vacuna contra el coronavirus sino también con otras farmacéuticas y negó que un supue...

El presidente argentino Alberto Fernández afirmó este viernes que no sólo negoció con Rusia para obtener la vacuna contra el coronavirus sino también con otras farmacéuticas y negó que un supuesto pedido de sobornos boicoteó el acuerdo con Pfizer tal como había sugerido la oposición.

Veo páginas y páginas que dicen ˜¿por qué contratamos solamente la vacuna rusa?™. Falso, contratamos la vacuna de Oxford-AstraZeneca, de Covax, contratamos la vacuna Rusa y también esperamos poder contratar la vacuna de Pfizer si es que Pfizer accede a nosotros, dijo el mandatario durante un acto político que encabezó en la localidad bonaerense de La Plata junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Fernández enfrentó esta semana duras críticas por la falta de certezas sobre la vacuna que llegará a la Argentina. El mandatario había anunciado días atrás que firmó un contrato con Rusia para adquirir la vacuna con la que serán inoculadas unas 300.000 personas antes de fin de año y 10 millones entre enero y febrero.

También dijo que los primeros en vacunarse serían personas de la salud, de las fuerzas armadas y seguridad, docentes, mayores de 60 años y personas entre 18 y 60 años con enfermedades, y que él, de 61 años, sería el primero en hacerlo.

Pero este jueves el gobierno argentino quedó desconcertado luego que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, reveló que no se inyectó la vacuna Sputnik V contra el coronavirus al no ser apta todavía para los mayores de 60 años.

Esta misma semana, el ministro de Salud Ginés González García afirmó que Argentina no había llegado a un acuerdo con el laboratorio estadounidense Pfizer porque exigió condiciones un poco inaceptables.

La referencia apuntó a que Pfizer reclamó la sanción de una ley en el Congreso que le garantizara inmunidad ante la justicia local, una cláusula común impuesta por los laboratorios que producen la vacuna ante posibles litigios. Pero la norma aprobada a fines de octubre sólo permite un cambio de jurisdicción fijada de antemano en el contrato, lo cual no habría conformado a Pfizer.

El presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, comentó que hay muchas sospechas acerca de si se le ha pedido coimas (sobornos) y cosas de ese tipo, mientras que otros líderes de la oposición reclamaron al ministro de Salud que asista al Congreso a dar explicaciones.

La filial local de Pfizer no se pronunció sobre la controversia.

Presidente Cornejo, venga que le rindo cuentas las veces que usted quiera que nosotros no le robamos a la gente. Venga todas las veces que quiera, le respondió Fernández durante el acto.

El gobernante no precisó fecha ni con qué vacuna empezará a inmunizar a los argentinos.

Vamos a vacunar a todos y todas, estamos trabajando para lograr eso, concluyó.