UE dice que hay avances sustanciales con GB sobre el Brexit

La máxima funcionaria de la Unión Europea dijo el jueves que ha habido avances sustanciales en muchos temas en las conversaciones posteriores al Brexit, pero el primer ministro británico Boris John...

La máxima funcionaria de la Unión Europea dijo el jueves que ha habido avances sustanciales en muchos temas en las conversaciones posteriores al Brexit, pero el primer ministro británico Boris Johnson declara que parece muy probable que no haya acuerdo cuando faltan dos semanas para la que podría ser una escisión comercial caótica.

Tras una conversación telefónica con Johnson, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también advirtió que superar las grandes diferencias, en particular en materia de pesca, será un gran desafío.

Downing Street emitió un comunicado en el que advirtió que las negociaciones están ahora en una situación grave.

El primer ministro subrayó que... queda muy poco tiempo y ahora parece muy probable que no se llegaría a un acuerdo a menos que la posición de la UE cambie sustancialmente, señaló en el texto.

Von der Leyen dijo que las negociaciones continuarán el viernes.

En los últimos días han aumentado las esperanzas en torno a las perspectivas de que ocurra un avance importante, sobre todo después de que ambos líderes dialogaron el domingo.

Sin embargo, todos los interesados saben que realmente queda muy poco tiempo para resolver las diferencias restantes.

Johnson se hizo eco de las preocupaciones de Von der Leyen sobre la pesca después de su conversación.

Acerca de la pesca, (el primer ministro) enfatizó que el Reino Unido no podía aceptar una situación donde fuera el único país soberano del mundo que no pudiera controlar el acceso a sus propias aguas durante un período prolongado y enfrentarse a cuotas pesqueras que perjudicaban enormemente a su propia industria, señaló el comunicado de Downing Street. La posición de la UE en esta área simplemente no era razonable y, si iba a haber un acuerdo, era necesario que cambiara significativamente.

Sobre la pesca, la UE ha dicho en repetidas ocasiones que quiere un acuerdo que garantice un acceso recíproco a los mercados y las aguas. Los pescadores del bloque quieren seguir trabajando en aguas británicas y la industria pesquera de Gran Bretaña depende en gran medida de las exportaciones a la comunidad de 27 naciones.

Johnson ha hecho de la pesca y el control del Reino Unido sobre sus aguas una exigencia clave en la larga saga de la salida de Gran Bretaña de la UE.

Previamente, el Parlamento Europeo emitió un ultimátum de tres días a los negociadores para llegar a un acuerdo comercial si quieren estar en condiciones de ratificar un pacto antes de fin de año, cuando el Reino Unido abandone el mercado único libre de aranceles de la UE y la unión aduanera europea. Los legisladores europeos dijeron que necesitarán tener los términos de cualquier acuerdo para el domingo por la noche si se quiere organizar una reunión especial antes de fin de año.

Parece que es la última fecha límite de los últimos meses, pero cada vez que se alcanza, los negociadores encuentran la manera de continuar las conversaciones.

Han pasado cuatro años y medio desde que los británicos votaron para definir si abandonaban la UE, y lo aprobaron por estrecho margen. Aunque Gran Bretaña salió del bloque el 31 de enero, permanece dentro de su mercado único libre de aranceles y la unión aduanera hasta el 31 de diciembre. Si no se llega a un acuerdo, es probable que se produzca un caos en las fronteras a principios de 2021, cuando entren en vigor aranceles y otros obstáculos comerciales entre ambas partes.

___

Pan Pylas contribuyó desde Londres.