Presidente turco acusa a EEUU de querer minar su defensa

El presidente turco acusó el miércoles a Estados Unidos de tratar de usar las sanciones que impuso a Turquía por la compra a Rusia de un sistema de defensa aéreo como un intento de obstruir la def...

El presidente turco acusó el miércoles a Estados Unidos de tratar de usar las sanciones que impuso a Turquía por la compra a Rusia de un sistema de defensa aéreo como un intento de obstruir la defensa de la nación europea.

En un discurso durante la inauguración de una carretera en el centro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan también aseguró que las sanciones sólo han aumentado la determinación de su gobierno de hacer que la industria de defensa turca sea más fuerte y sea más independendiente.

Las sanciones de Estados Unidos, impuestas el lunes por la adquisición de Turquía del avanzado sistema S-400 ruso, fueron apliccadas con base en una ley estadounidense conocida como CAATSA, que busca disminuir la influencia rusa.

La acción representa la primera ocasión en la que se utiliza la ley para penalizar a un aliado de Estados Unidos.

Las sanciones se aplicaron al presidente de la industria de defensa de Turquía, Ismail Demir, y a otros tres funcionarios de alto rango. Las sanciones bloquean cualquier activo que los cuatro funcionarios tengan bajo jurisdicción de Estados Unidos y les prohíben ingresar a territorio estadounidense. También incluyen una prohibición sobre la mayoría de las licencias de exportación, préstamos y créditos a la agencia turca.

El propósito real (de las sanciones) es frenar el progreso que hemos hecho recientemente en la industria de la defensa y volver a hacernos estrictamente dependientes de Estados Unidos, dijo Erdogan. Si no hubiera sido el tema del S-400, habrían utilizado cualquier otros temas.

¿Qué pasará ahora? Trabajaremos el doble que antes para lograr que nuestra industria de defensa sea independiente en todos los aspectos y para acelerar los proyectos emprendidos por nuestra Presidencia de Industrias de Defensa. Proporcionaremos un mayor apoyo a nuestras compañías de la industria de defensa, agregó Erdogan.

Anteriormente, Estados Unidos expulsó a Turquía de su programa de aviones furtivos F-35, señalando que su uso junto con tecnología rusa pondría en peligro la seguridad de los aviones de combate. Washington también dijo que el sistema ruso no sería compatible con los sistemas de la OTAN.