El presidente de México envía carta de felicitación a Biden

El presidente mexicano informó el martes que envió una carta de felicitación al presidente electo de Estados Unidos Joe Biden. Andrés Manuel López Obrador se convirtió así en uno de los último...

El presidente mexicano informó el martes que envió una carta de felicitación al presidente electo de Estados Unidos Joe Biden. Andrés Manuel López Obrador se convirtió así en uno de los últimos mandatarios en hacerlo.

La tardía y parca misiva, enviada la tarde del lunes, marcó un agudo contraste con la cálida relación que López Obrador tenía con el mandatario saliente Donald Trump.

La decisión del presidente de México deja al brasileño Jair Bolsonaro, otro aliado de Trump, como el único líder de una economía latinoamericana importante que no ha felicitado a Biden.

López Obrador explicó el martes que prefirió esperar hasta que el Colegio Electoral de Estados Unidos ratificara la victoria de Biden, lo cual sucedió ayer. La carta de una página incluyó una advertencia implícita de que Estados Unidos no se inmiscuya en los asuntos internos de México.

Sin embargo, incluyó también lo que parece ser una promesa de que México seguirá actuando como barrera frente a las oleadas de migrantes que tratan de llegar a Estados Unidos, una función que México asumió en parte a pedido de Trump.

Le expreso también mi reconocimiento ante su postura a favor de los migrantes de México y del mundo, lo cual permitirá continuar con el plan de promover el desarrollo y el bienestar de las comunidades del sureste de México y de los países de Centroamérica, dice la epístola.

Considero que de esta manera nadie se verá obligado a abandonar su lugar de origen y podrá vivir, trabajar y ser feliz con su familia y entre su gente, añade.

Así lograremos construir la solución definitiva a los flujos migratorios desde y a través de México hacia los Estados Unidos, añadió.

El gobierno mexicano ha reaccionado con disgusto ante lo que considera la injerencia de Estados Unidos en el tema de corrupción y las drogas y protestó públicamente en octubre cuando el exsecretario de Defensa Salvador Cienfuegos fue detenido en Los íngeles, afirmando que a México nunca se le informó que fiscales estadounidenses habían iniciado un proceso en contra del exfuncionario por acusaciones de recibir dinero para ayudar a un cártel del narcotráfico.

El gobierno mexicano exigió la repatriación de Cienfuegos y López Obrador entregó luego una propuesta al Congreso para despojar de inmunidad diplomática a los agentes de la DEA en México e imponer ciertas restricciones a las interacciones de los agentes con funcionarios mexicanos.

La carta de López Obrador a Biden pareció hacer referencia al caso.

Tenemos la certeza que, con usted en la presidencia de los Estados Unidos, será posible seguir aplicando los principios básicos de la política exterior establecidos en la Constitución (mexicana), en especial la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, dice la carta.

José Antonio Crespo, analista político del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) de México, dijo que la desconfianza de López Obrador hacia Biden se debe en parte a la postura demócrata a favor de las energías renovables, en contraste con el ferviente apoyo de Trump al carbón. El mandatario mexicano ha hecho del petróleo y el carbón, junto con la defensa de las industrias estatales, por contaminantes que sean, una piedra angular de su gobierno.

Trump presionó a López Obrador para que impidiera que los migrantes centroamericanos llegaran a la frontera de México con Estados Unidos, pero aparte de eso, el presidente estadounidense hizo poco para presionar a México para que respete los derechos humanos o combata la corrupción.

Temen que Joe Biden se meta más de la cuenta en los proyectos de López Obrador, cosa que no hizo Trump, dijo Crespo. Salvo la migración, Trump no se metía con los proyectos económicos ni energéticos de Mexico, agregó. Trump no se metió en casi nada, afirmó.

Biden puede empezar a presionar a que haya cambios, agregó Crespo, recalcando el tono de la carta de López Obrador: El mensaje es ˜yo no me meto con ustedes y ustedes no se metan con nosotros™.

Si bien López Obrador viajó hace poco a Washington para celebrar con Trump el nuevo acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México, no ha hablado personalmente con Biden para felicitarlo. AMLO recordó que conoció al demócrata hace nueve años cuando era vicepresidente y expresó la esperanza de que podrán conversar en el futuro.