Barco sufre explosión por "fuente externa" en aguas saudíes

Un petrolero que estaba cerca del puerto saudí de Yidda sufrió una explosión el lunes tras ser alcanzado por una fuente externa, según una compañía naviera, sugiriendo que otro barco podría hab...

Un petrolero que estaba cerca del puerto saudí de Yidda sufrió una explosión el lunes tras ser alcanzado por una fuente externa, según una compañía naviera, sugiriendo que otro barco podría haber sido atacado en aguas del reino en medio de su larga guerra en Yemen.

Los 22 tripulantes del BW Rhine, con bandera de Singapur, escaparon ilesos, según indicó el grupo BW en un comunicado. La compañía advirtió que era posible que se derramara algo de crudo en el lugar de la explosión.

Arabia Saudí no reconoció de inmediato el suceso, registrado cerca de un puerto y centro de distribución crucial para su comercio de petróleo. Otro petrolero sufrió un ataque con una mina el mes pasado junto a la costa saudí, que las autoridades atribuyeron a los rebeldes hutíes en Yemen.

La Oficina de Operaciones Comerciales Marítimas del Reino Unido, una organización bajo el mando de la armada real británica, dijo que se había registrado una explosión el domingo, sin dar más detalles. Instó a los barcos en la zona a actuar con cautela y dijo que había investigaciones en curso.

Dryad Global, una empresa de inteligencia marítima, también reportó la explosión. Nadie indicó una causa del suceso.

El incidente sigue a la explosión de una mina el mes pasado, que causó daños en otro barco cerca de la costa saudí. Este mes hubo otro ataque misterioso contra un carguero en el pequeño puerto de Nishtun, en el este de Yemen.

Los hutíes, rebeldes yemeníes con apoyo de Irán, han utilizado minas marítimas en su larga guerra contra una coalición que lidera Arabia Saudí. Sin embargo, los hutíes no hicieron comentarios sobre el ataque del mes pasado.

Si la nueva detonación era obra de los hutíes, supondría un cambio fundamental tanto en su capacidad de ataque como en sus intenciones, indicó Dryad Global.

El Mar Rojo es una vía de navegación vital tanto para las mercancías como para el suministro mundial de energía, lo que hace que cualquier colocación de minas en la zona sea un peligro no sólo para Arabia Saudí, sino para el resto del mundo. Las minas pueden entrar en el agua y luego ser arrastradas por las corrientes, que cambian según la estación del año en el Mar Rojo.

El mar Rojo ya ha tenido minas en ocasiones anteriores. En 1984, unas 19 embarcaciones reportaron la presencia de minas, pero sólo una se recuperó y desarmó, de acuerdo con un panel de la ONU.