En hospital de Brasil, la UCI se llena de casos de COVID-19

La unidad de cuidados intensivos del hospital público Oceánico, en la ciudad brasileña de Niteroi, estaba llena de pacientes con COVID-19, y trabajadores sanitarios estaban en constante movimiento.

La unidad de cuidados intensivos del hospital público Oceánico, en la ciudad brasileña de Niteroi, estaba llena de pacientes con COVID-19, y trabajadores sanitarios estaban en constante movimiento.

Una docena de doctores, cubiertos de pies a cabeza con ropa y equipos de protección, se reparten las tareas. Delante de una cama, uno comprueba los signos vitales de un anciano y lo cubre con una manta. Otro actualiza la información del paciente en una computadora.

Saldrá de esto", dijo un médico a un anciano enfermo mientras los enfermeros se preparaban para conectarlo a un respirador. Cuando se despierte, todo habrá terminado y se irá a casa".

Un equipo de The Associated Press visitó el viernes la UCI del hospital de Niteroi y vio que todas sus camas a excepción de una estaban ocupadas. La vacía estaba siendo preparada para recibir a un nuevo paciente.

La mayoría de los ingresados en la unidad estaban conectados a ventiladores. El hospital, que tiene 140 camas de UCI, fue inaugurado en abril y solo atiende a personas con coronavirus.

En todo Brasil, muchos hospitales se están llenando de nuevo con enfermos de COVID-19. Según las autoridades, la red de salud pública de la ciudad de Río de Janeiro tenía el viernes una tasa de ocupación del 93% en camas de cuidados intensivos. En otras ciudades como Curitiba, en el sur del país, las UCis estaban también al 93%.

El gobernador del estado de Sao Paulo, Joí£o Doria, anunció el lunes que la vacunación contra el coronavirus en su región comenzará el 25 de enero. Según Doria, su gobierno pondrá a disposición de otros estados 4 millones de dosis de CoronaVac, desarrollada por la biofarmacéutica china Sinovac y que se producirá principalmente en el Instituto Butantan, una entidad estatal de Sao Paulo. El fármaco no ha sido aprobado aún por el regulador brasileño.

El alcalde de Niteroi, Rodrigo Neves, firmó un documento para la compra de 1,1 millones de vacunas de Sao Paulo, una de las primeras ciudades en hacerlo. Niteroi está al lado de Río de Janeiro y tiene una población de más de 500.000 habitantes.

La vacuna es la posibilidad de recuperar nuestra vida normal", afirmó Neves en una entrevista con The Associated Press.

Doria es rival político del presidente del país, Jair Bolsonaro, quien ha cuestionado la posible efectividad de CoronaVac.

El gobierno federal tiene un acuerdo para comprar hasta 100 millones de dosis de la vacuna que desarrollan Oxford y AstraZeneca si funciona. Pero el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, dijo esta semana que tanto la china como la de Pfizer y BioNTech podrían incluirse en el plan nacional de vacunación.

Brasil ha confirmado más de 180.000 decesos por COVID-19, el segundo país del mundo con más víctimas mortales por la pandemia después de Estados Unidos.