Johnson: "Fuerte posibilidad" de Brexit sin acuerdo

Ante la perspectiva de un caótico y costoso Brexit sin acuerdo a tres semanas de distancia, los líderes de la Unión Europea y de Gran Bretaña avistaron el jueves la probabilidad cada vez mayor de ...

Ante la perspectiva de un caótico y costoso Brexit sin acuerdo a tres semanas de distancia, los líderes de la Unión Europea y de Gran Bretaña avistaron el jueves la probabilidad cada vez mayor de que las negociaciones comerciales se vengan abajo, y el primer ministro británico Boris Johnson incluso habló sobre una fuerte posibilidad de que no haya ningún acuerdo.

Ambas partes les dijeron a sus ciudadanos que se preparen para un fuerte impacto en Año Nuevo, debido a que el comercio entre Gran Bretaña y el bloque europeo podría enfrentar su mayor convulsión en casi medio siglo.

Johnson hizo sus comentarios pesimistas mientras los negociadores intentaban hallar una solución tardía en las negociaciones técnicas, en las que sus líderes fracasaron en tres ocasiones la última semana.

Ante un plazo que vence el domingo establecido luego de unas negociaciones que no llegaron a ninguna parte entre la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y Johnson el miércoles por la noche, ambas partes se dieron cuenta que su prolongado proceso de divorcio bien podría terminar en malos términos.

Creo que tenemos que ser muy, muy claros: existe ahora una fuerte posibilidad, una gran posibilidad, de que tengamos una solución que sea mucho más parecida a la relación australiana con la UE, dijo Johnson, refiriéndose a una salida sin acuerdo.

Australia no tiene un acuerdo de libre comercio con el bloque de 27 naciones.

Eso no significa que sea algo malo, añadió el premier británico.

En el lado de la UE, las reacciones eran igual de pesimistas.

Estoy un poco más triste hoy, por lo que puedo escuchar, comentó el primer ministro sueco Stefan Lofven durante una cumbre de la UE en la que Von der Leyen informó a los 27 líderes sobre su cena infructuosa con Johnson.

Ella no sentía realmente la confianza de que se pudieran resolver todas las dificultades, dijo David Sassoli, presidente del Parlamento de la UE, el cual tendrá que aprobar cualquier acuerdo que se logre.

Una salida sin acuerdo amenazaría cientos de miles de empleos y costaría decenas de miles de millones de dólares en comercio.

Para prepararse para una salida repentina el 1 de enero, la UE propuso el jueves cuatro medidas de contingencia para asegurarse que por lo menos el tránsito aéreo y el terrestre continúen de la mejor manera posible entre ambas partes por los próximos seis meses.

Propuso también que los pescadores aún deberían tener acceso a las aguas de ambas partes hasta por un año, para limitar el daño comercial de un divorcio sin acuerdo. Los planes dependen de que Gran Bretaña ofrezca iniciativas similares. La medida fue un indicador de cómo la UE consideraba una mala ruptura como algo más realista.

Johnson advirtió que sí, ahora es el momento para que el público y los negocios se preparen para el 1 de enero, porque, créanme, va a haber un cambio de cualquier manera".

Desde hace meses, las negociaciones comerciales han hecho agua ante la insistencia de Gran Bretaña en que, como nación soberana, no debe estar obligada indefinidamente a las normas y reglamentos de la UE, aunque quiera exportar libremente al bloque. La UE ha mostrado esa misma firmeza en la preservación de su apreciado mercado único y en la búsqueda de garantías contra un vecino con pocas regulaciones que podría socavar sus negocios.

___

Jill Lawless informó en Londres.