McConnell indica poco apoyo republicano a pacto por COVID

a cambio de los 160.000 millones de dólares en fondos estatales y municipales que los demócratas pretenden.

a cambio de los 160.000 millones de dólares en fondos estatales y municipales que los demócratas pretenden.

Un alto funcionario demócrata confirmó que la postura de McConnell fue expresada a los negociadores. El funcionario solicitó mantener el anonimato para discutir las conversaciones privadas. La oficina de McConnell no respondió de inmediato a una petición de comentarios.

La firme postura de McConnell, que no parece contar con los suficientes votos republicanos para un compromiso de largo alcance, crea un nuevo estancamiento sobre el paquete de más de 900.000 millones de dólares, pese a varios días de labores de un grupo bipartidista de legisladores con el objetivo de llegar a un acuerdo.

La situación se da al tiempo que el principal negociador del presidente Donald Trump en ayuda financiera por COVID-19 tomó la postura opuesta. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, reportó el jueves avances en torno al paquete de parte del grupo bipartidista de senadores.

Creo que estamos logrando avances importantes, destacó Mnuchin.

Plazos, reales y percibidos, no han sido suficientes para llevar a las facciones de Washington a un acuerdo, pese a que Estados Unidos superó la marca histórica de 3,000 muertes diarias por coronavirus y los hospitales rozan los límites de su capacidad debido a los contagios a nivel nacional.

Una medida temporal de una semana para evitar un cierre de gobierno parece haberles restado urgencia a las negociaciones. La ley de fondos de largo plazo para todo el gobierno, aprobada el miércoles por la Cámara de Representantes, necesita ser autorizada por el Senado antes de la medianoche del viernes a fin de evitar una suspensión parcial de actividades del gobierno.

El siguiente plazo sería el 18 de diciembre, pero líderes de ambas cámaras afirman que no suspenderán sus negociaciones sin aprobar una medida de ayuda.

Sin embargo, muchos republicanos han considerado desde hace tiempo el fondo de ayuda estatal y municipal como un rescate que tendrían problemas para respaldar, pese a las solicitudes de fondos por parte de gobernadores y alcaldes en todo el país.