Aliados de Maduro obtienen 91% de los escaños en Venezuela

Las autoridades electorales venezolanas anunciaron el jueves que los aliados políticos del presidente Nicolás Maduro obtuvieron 91% de los cargos a elegir en las elecciones legislativas que fueron b...

Las autoridades electorales venezolanas anunciaron el jueves que los aliados políticos del presidente Nicolás Maduro obtuvieron 91% de los cargos a elegir en las elecciones legislativas que fueron boicoteadas por sus adversarios por considerar que no existían condiciones para unos comicios libres y democráticas.

El Consejo Nacional de Electoral, que es leal a Maduro, dijo que hasta el jueves el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela acumulaba 253 de 277 escaños de la Asamblea Nacional.

Los aliados de Maduro obtuvieron el 69% de los votos, lo que les dio la abrumadora mayoría en el Legislativo, según el sistema de distribución.

En un distante segundo lugar, con 11 escaños, estaba Acción Democrática (AD), un partido tradicional cuyo liderazgo fue asumido por dirigentes disidentes a quienes el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el gobierno, les entregó la dirección, símbolos, colores y tarjeta del partido.

Las acciones del máximo tribunal en contra de los ahora exmiembros de las directivas de AD, entre otros grandes partidos opositores, se cuenta entre las razones esgrimidas por las que la coalición opositora, liderada por el jefe de la Asamblea Nacional saliente, Juan Guaidó, se negó a presentarse a las elecciones del 6 de diciembre.

El resultado deja a Maduro en control de la única rama del gobierno que no estaba en manos de sus aliados.

El periodo del congreso saliente finaliza el 5 de enero, pero los legisladores de la oposición prometen que seguirán en funciones para lograr elecciones presidenciales y parlamentarias libres, invocando el principio de continuidad constitucional.

Estados Unidos y la Unión Europea también han declarado inválidos los resultados del domingo y dicen que seguirán reconociendo a Guaidó como el presidente interino y legítimo del país, argumentando que la reelección de Maduro también fue fraudulenta.

La oposición de Guaidó está realizando su propio consulta popular, que culminará el sábado. Con ello se pide a los venezolanos que residen en el país y en el extranjero que voten a través de aplicaciones de teléfonos celulares o en persona el 12 de diciembre, si quieren que termine el gobierno de Maduro para que se puedan celebrar nuevas elecciones presidenciales y legislativas.

Maduro mantiene el poder con el respaldo militar y el apoyo de aliados como Irán, Rusia, China y Turquía. El gobernante socialista celebró las elecciones del domingo catalogándolas como una gran victoria y dijo que le ayudarán a poner fin a la violencia y la interferencia internacional que, denuncia, es promovida por sus adversarios.

La profundización de la crisis política y económica de Venezuela ha provocado la mayor ola migratoria de la región, con al menos con millones de personas en los últimos años. Los venezolanos huyen de la hiperinflación, el servicio eléctrico poco confiable y la escasez de productos básicos como gas natural y gasolina.