Johnson: Es posible que no haya acuerdo con la UE

El primer ministro británico Boris Johnson declaró el jueves que hay una fuerte posibilidad de que las negociaciones para un acuerdo comercial entre Gran Bretaña y la Unión Europea post-Brexit con...

El primer ministro británico Boris Johnson declaró el jueves que hay una fuerte posibilidad de que las negociaciones para un acuerdo comercial entre Gran Bretaña y la Unión Europea post-Brexit concluyan sin acuerdo.

Gran Bretaña y la UE se han dado hasta el domingo para llegar a un arreglo sobre el tema.

Pero después de que su encuentro con la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, concluyó sin acuerdo, Johnson declaró que hay una fuerte posibilidad de que llegaremos a una solución más parecida a la relación entre Australia y la UE, y no tanto a la que tiene Canadá con la UE.

Era una referencia al hecho de que Australia no tiene un acuerdo de libre comercio con la UE, mientras Canadá sí.

Horas antes el ministro del Exterior británico, Dominic Raab, opinó que las negociaciones alcanzarán un momento culminante el fin de semana.

Anticipando la dificultad de llegar a un acuerdo antes de la salida el 1 de enero, la UE propuso cuatro medidas de contingencia para asegurar que el tránsito aéreo y terrestre continúe en lo posible sin tropiezos durante los próximos seis meses.

También propone que los pescadores de cada parte tengan acceso a las aguas de la otra durante un año para reducir los perjuicios comerciales de una ruptura sin acuerdo. Estos planes dependen de que Reino Unido ofrezca iniciativas similares.

Tenemos la responsabilidad de estar preparados para todas las contingencias, dijo von der Leyen.

Von der Leyen y Johnson se reunieron durante tres horas el miércoles en una cena de trabajo, con la esperanza de superar el impasse, pero el encuentro terminó sin avances importantes.

Cada uno comprende las posiciones del otro. Siguen siendo muy distantes, dijo von der Leyen.

Dijeron a sus negociadores que continúen las conversaciones, pero que el domingo será el día decisivo.

Raab dijo que el plazo del domingo acordado por las partes era definitivo, aunque agregó que uno nunca puede decir nunca definitivamente.

Sin un acuerdo, el bloque y Gran Bretaña llegarán a una salida caótica a fin de mes, que amenaza con provocar la pérdida de miles de empleos y de sumas del orden de los miles de millones.