Luz verde para votar legalización del aborto en Argentina

Varias comisiones de la cámara de diputados de Argentina aprobaron con algunos cambios el dictamen a favor del proyecto de ley de legalización del aborto en un intento de garantizarle mayor respaldo...

Varias comisiones de la cámara de diputados de Argentina aprobaron con algunos cambios el dictamen a favor del proyecto de ley de legalización del aborto en un intento de garantizarle mayor respaldo durante su tratamiento el jueves en el recinto.

El proyecto del poder ejecutivo logró el miércoles un dictamen de mayoría que reunió 77 firmas en un plenario de cuatro comisiones legislativas, las suficientes para ser sometido a votación en la cámara baja.

Según el texto, las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar tienen derecho a practicarse un aborto hasta la semana 14 del proceso gestacional.

Entre los cambios realizados está la inclusión del derecho a la objeción de conciencia por parte de instituciones médicas donde todos los profesionales de salud se nieguen a la práctica, una de las demandas más escuchadas durante los debates previos en comisiones legislativas.

El punto introducido acota que aquellas instituciones de salud "del Subsector Privado o de la Seguridad Social que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo a causa del ejercicio del derecho de objeción de conciencia deberán disponer la derivación a un efector (institución) que realice la prestación". También indica que "las gestiones y costos asociados a la derivación y el traslado de la paciente quedarán a cargo del efector que realice la derivación.

Por otra parte, se eliminó la disposición que determinaba que el médico en particular que se declarara objetor debía adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el acceso a la práctica.

La votación del proyecto impulsado por el presidente Alberto Fernández y respaldado por el colectivo feminista tendrá lugar dos años después de que una iniciativa para legalizar la práctica naufragara en el Congreso.

En esa ocasión, el proyecto que fue tratado durante la presidencia de Mauricio Macri (2015-2019) fue aprobado por ajustado margen por los diputados y chocó luego con la oposición de los senadores, de talante más conservador.

En Argentina, el país natal del papa Francisco, se penaliza a las mujeres y a quienes las ayuden a practicarse un aborto. Las únicas excepciones que contempla la ley son en caso de violación o riesgo para la salud de la madre.

El gobierno sostiene que el proyecto buscar terminar con el enorme problema existente con los abortos clandestinos.

Según cifras difundidas por el poder ejecutivo, cada año son hospitalizadas alrededor de 38.000 mujeres por abortos mal practicados. Desde 1983, en tanto, han muerto más de 3.000 mujeres por la misma causa.

Un amplio colectivo de organizaciones feministas pelea desde hace dos décadas por la legalización del aborto.

El sector más contrario es la Iglesia católica. El papa Francisco envió recientemente una carta animando a las mujeres argentinas a protestar contra el proyecto, señalando que la protección de la vida es ante todo una cuestión de ética humana.

Junto a la iniciativa para la legalización del aborto, los diputados someterán a debate otro para reglamentar el Programa de los 1.000 días, que contempla ayudas para embarazadas y madres de niños de hasta tres años y que también obtuvo dictamen a favor.