Biden promete controlar COVID y reabrir mayoría de escuelas

El presidente electo Joe Biden se comprometió el martes a poner bajo control la pandemia de coronavirus para reabrir la mayoría de las escuelas de Estados Unidos durante los primeros 100 días de su...

El presidente electo Joe Biden se comprometió el martes a poner bajo control la pandemia de coronavirus para reabrir la mayoría de las escuelas de Estados Unidos durante los primeros 100 días de su mandato, yendo mucho más lejos en el tema de lo que había ido en ocasiones anteriores, incluso al advertir que la nación enfrenta un oscuro invierno.

Biden dijo que la promesa depende de que el Congreso proporcione suficientes fondos para proteger a los estudiantes, profesores y personal de los campus. Las declaraciones del demócrata se produjeron durante un evento en Delaware para presentar al equipo de expertos de salud que ayudarán al gobierno entrante a combatir a un virus que ha provocado la muerte de más de 285.000 estadounidenses.

El presidente electo añadió que planea distribuir por lo menos 100 millones de vacunas durante sus primeros 100 días en la Casa Blanca y que buscará reabrir la mayoría de las escuelas del país en ese mismo periodo.

Debería ser una prioridad nacional hacer que nuestros hijos regresen a las escuelas y mantenerlos en ellas, señaló Biden. Si el Congreso proporciona los fondos, necesitamos proteger a los estudiantes, profesores y miembros del personal. Si los estados y ciudades implementan estrictas medidas de salud pública que todos cumplamos, entonces mi equipo trabajará para que la mayoría de nuestras escuelas puedan reabrir para el término de mis primeros 100 días en el cargo.

Biden proporcionó pocos detalles sobre cómo logrará cumplir ese objetivo, excepto que las autoridades darán prioridad a la distribución de vacunas entre los educadores tan pronto como sea posibledespués de que se haya inoculado al personal de salud y a la gente en centros de atención a largo plazo. Cuando aún era candidato presidencial, Biden publicó en julio un plan para reanudar las clases presenciales durante la pandemia en el que prometía enviar al Congreso una propuesta para un paquete de fondos de emergencia de hasta 30.000 millones de dólares para ayudar a la reapertura de escuelas.

Ese plan señala que las decisiones finales en torno a la reapertura de escuelas recaerían en manos de las autoridades estatales y locales, pero prometió que solicitaría a las agencias federales establecer criterios básicos y objetivos para hacerlo. Esos criterios incluían que los distritos obtengan los fondos necesarios para reconfigurar las aulas con el fin de mejorar el distanciamiento social, así como adquirir equipo de protección e idear planes para acomodar a los profesores y estudiantes en situación de riesgo.