Informe avala sucesión presidencial de 2019 en Bolivia

Un informe respaldado por la Unión Europea (UE) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para al Desarrollo señaló el lunes que después de la renuncia del expresidente Evo Morales en B...

Un informe respaldado por la Unión Europea (UE) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para al Desarrollo señaló el lunes que después de la renuncia del expresidente Evo Morales en Bolivia en 2019 hubo un proceso de sucesión constitucional presidencial que encabezó la entonces senadora Jeanine íñez.

Tras la sucesión se dio un proceso de acuerdos políticos y pacificación que permitió que este año se llevaran a cabo las elecciones del 18 de octubre sin haberse identificado algún patrón de irregularidades, señala el documento de Observa Bolivia, una organización de ciudadanos que fungieron como locales. A la pacificación del país sudamericano contribuyeron Naciones Unidas, la UE y la Iglesia Católica.

A la presentación del informe asistió el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, y los jefes de las delegaciones diplomáticas cooperantes.

En el documento se menciona que tras la sucesión inmediatamente siguieron unos días de alta conflictividad y violencia política, que sumió al país en una crisis de derechos humanos que ha polarizado a la sociedad. Antes de la sucesión se realizaron protestas donde algunos denunciaban un presunto fraude y la convulsión social dejó 36 muertos.

Después de los comicios, que fueron anulados, Morales renunció y se exilió en México y Argentina. Para el exmandatario este episodio fue un golpe de Estado alegando que a las protestas se sumaron los policías y los militares le sugirieron su dimisión. Morales volvió el mes pasado.

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) estableció en otro informe previo que en los comicios de 2019 hubo una manipulación dolosa de los datos y el Parlamento europeo determinó que hubo una tentativa de fraude electoral.

A diferencia de ese proceso electoral, el de este año cumplió con todas las previsiones legales para aprobar oportunamente el cómputo final y definitivo de acuerdo con organismos internacionales y la nueva iniciativa de Observa Bolivia.