Jubilados se suman a protesta contra gobierno en Bielorrusia

Cientos de jubilados se sumaron el lunes a las protestas en la capital de Bielorrusia para exigir la salida del líder autoritario del país.

Cientos de jubilados se sumaron el lunes a las protestas en la capital de Bielorrusia para exigir la salida del líder autoritario del país.

Las personas se congregaron en una de las plazas céntricas de Minsk que fue acordonada por las fuerzas de seguridad y varios de los manifestantes fueron detenidos, según un grupo de derechos humanos local.

Las protestas en Bielorrusia van en aumento desde que el presidente Alexander Lukashenko afirmó que ganó la reelección el 9 de agosto en unos comicios ampliamente considerados fraudulentos.

¡Vete! y Retírate Lukashenko! eran algunas de las consignas coreadas por los manifestantes.

El gobierno insiste en que Lukashenko ganó las elecciones por abrumadora mayoría contra la dirigente opositora Sviatlana Tsikhanouskaya. Ella y sus partidarios se niegan a aceptar los resultados, afirmando que los comicios estuvieron empañados.

Miles de bielorrusos han estado protestando desde entonces en Minsk y otras ciudades, exigiendo la renuncia de Lukashenko y la convocación a nuevas elecciones. El domingo, las protestas llegaron a atraer a 200.000 personas.

Las manifestaciones han presentado un desafío para Lukashenko, quien ha gobernado al país con puño de hierro por 26 años, reprimiendo toda muestra de disenso.

Las autoridades han reprimido duramente las protestas, que en su mayoría han sido pacíficas. La policía ha usado granadas de ruido, gas lacrimógeno y palos para dispersar a los descontentos. Miles de ellos han sido detenidos y golpeados brutalmente. Cuatro de ellos han fallecido.