Senador: Trump y McConnell respaldarían apoyo por COVID

Se prevé que una propuesta de ayuda económica por el COVID-19 obtenga el respaldo del presidente Donald Trump y del líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell, pero no incluirá pagos direct...

Se prevé que una propuesta de ayuda económica por el COVID-19 obtenga el respaldo del presidente Donald Trump y del líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell, pero no incluirá pagos directos por 1.200 dólares a la mayoría de los estadounidenses, dice un senador republicano involucrado en las negociaciones bipartidistas.

El presidente Trump ha indicado que firmaría un paquete de 908.000 millones de dólares... sólo hay un paquete por 908.000 millones y es nuestro, dijo el senador Bill Cassidy el domingo. El dolor de los estadounidenses está impulsando esto, y me siento optimista de que ambos líderes lo respaldarán".

Con el tiempo agotándose, legisladores de ambos partidos estaban definiendo la redacción final de un proyecto de ley de ayuda por la pandemia que proporcionaría unos 300 dólares adicionales en subsidios por desempleo a la semana, dejando la cuestión de los pagos por 1.200 dólares en manos del presidente electo Joe Biden para que intente impulsarla con un nuevo Congreso el próximo año.

Se tiene previsto que el paquete sea presentado el lunes y estaría vinculado a un proyecto de ley presupuestario de fin de año, el cual es necesario para evitar un cierre del gobierno el próximo fin de semana.

Los pagos en efectivo fueron una medida popular cuando se distribuyeron por primera vez tras declararse la pandemia en el país, y el viernes Biden se dijo esperanzado de que hubiera una segunda ronda de pagos directos tras las negociaciones del fin de semana.

Pero los senadores involucrados en las negociaciones dijeron que los pagos no estarán incluidos, decisión que forma parte de la solución negociada bipartidista, incluso después de que el senador independiente Bernie Sanders y otros señalaron que eso podría ocasionar que se opusieran a la medida.

El senador Dick Durbin, el segundo demócrata de mayor rango en la cámara alta, dijo que excluir los pagos al tiempo que se asegura la ayuda a pequeños negocios y la asistencia a los arrendatarios era la única forma de llegar a un acuerdo con los republicanos, que están colocando límites firmes al precio final del proyecto.

El cheque de 1.200 dólares costó, creemos, unos 300.000 millones de dólares a nivel nacional, para darles una idea, comentó. Los demócratas siempre han querido una cifra mayor, pero nos dijeron que no podíamos lograr que los republicanos aprobaran nada, excepto este nivel de 900.000 millones de dólares.

El plan que está siendo desarrollado por un grupo de senadores republicanos y demócratas es de menos de la mitad del objetivo de los demócratas de 2,2 billones de dólares y casi el doble del paquete de 500.000 millones propuesto por McConnell.

Cassidy estuvo de acuerdo en que una nueva ronda de cheques directos para el público podría ser aprobada en algún momento.

Este no es un proyecto de ley de estímulos, es una ley de ayuda, comentó. Y es algo para ayudar a los más necesitados durante los siguientes tres o cuatro meses".

Se tiene previsto que la propuesta incluya los subsidios federales por desempleo de unos 300 dólares a la semana, brindando asistencia justo cuando los pagos de ayuda de emergencia en niveles usuales expirarán a fin de año. Prorrogaría una suspensión a los desalojos para la gente que no puede pagar su alquiler y volvería a autorizar que el Programa de Protección de Salarios diera una segunda ronda de subsidios a los negocios que atraviesan problemas durante la pandemia.