Exfiscal anticorrupción llega a Colombia deportado de EEUU

para obstruir las investigaciones en su contra por presunta corrupción en el manejo de millonarios recursos.

para obstruir las investigaciones en su contra por presunta corrupción en el manejo de millonarios recursos.

Moreno era el jefe de la Fiscalía Nacional Especializada contra la Corrupción, uno de los cargos directivos más altos de la entidad. Según el alto tribunal, utilizaba información reservada en los procesos judiciales para filtrar a la prensa y así presionar a Lyons a pagar sobornos.

En 2017, el exgobernador Lyons participó en una operación encubierta en Miami como parte de su colaboración con la agencia antidrogas de Estados Unidos, en la que Moreno recibió 10.000 dólares a manera de soborno para ayudar a Lyons en sus procesos judiciales.

La justicia norteamericana sentenció a Moreno por el delito de conspiración para lavar dinero, tras declararse culpable y llegar a un acuerdo con una Corte Federal del Sur de Florida.

En Colombia, el exfiscal anticorrupción es testigo clave en varios procesos judiciales en el escándalo denominado El cartel de la toga, una estructura que presuntamente concertaba decisiones judiciales en favor de los investigados, por la cual se encuentran respondiendo ante las autoridades varios exfuncionarios de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía y el Congreso.