Gobierno acusa a Facebook de discriminar a empleados de EEUU

El gobierno del presidente Donald Trump presenta una demanda en la que acusa a Facebook de discriminar a trabajadores estadounidenses, dándole preferencia a extranjeros con visas especiales para cubr...

El gobierno del presidente Donald Trump presenta una demanda en la que acusa a Facebook de discriminar a trabajadores estadounidenses, dándole preferencia a extranjeros con visas especiales para cubrir más de 2.600 vacantes de alta remuneración.

El Departamento de Justicia anunció el litigio el jueves, asegurando que el gigante de las redes sociales se rehusó a reclutar, considerar o contratar a empleados estadounidenses calificados y disponibles para puestos que Facebook reservó para poseedores de visas temporales. La empresa promovió a los poseedores de visas para que reciban tarjetas de residencia que les autorizan a trabajar de forma permanente en Estados Unidos.

Las llamadas visas H-1B son predominantes en Silicon Valley, utilizadas ampliamente por programadores de software y otros empleados de las grandes compañías tecnológicas estadounidenses.

La demanda fue incoada tras dos años de investigación por parte de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

Facebook creó intencionalmente un sistema de contratación mediante el cual les negó a trabajadores estadounidenses calificados una oportunidad imparcial de enterarse y solicitar empleos que, en su lugar, pretendió canalizar hacia poseedores de visas temporales, señaló la dependencia en un comunicado de prensa.

Las vacantes en cuestión ofrecian un salario promedio de unos 156.000 dólares. El departamento busca sanciones civiles no especificadas y pagos atrasados a nombre de trabajadores de Estados Unidos a los que se considere que se les negó empleo.

Facebook ha estado cooperando con el Departamento de Justicia en su revisión del asunto y, aunque no estamos de acuerdo con las acusaciones en la denuncia, no podemos hacer comentarios adicionales sobre un litigio que está abierto, dijo la compañía de Menlo Park, California, en un comunicado.

El presidente Donald Trump ha defendido desde hace tiempo las restricciones a la migración legal e ilegal, y desde hace años ha expresado sus preocupaciones sobre los extranjeros que compiten con estadounidenses en el mercado laboral.

En junio, su gobierno extendió una prohibición a las tarjetas de residencia emitidas fuera de territorio estadounidense hasta finales del año, y también congeló varias visas temporales de trabajo, incluyendo aquellas que se utilizan frecuentemente en las compañías tecnológicas y corporaciones multinacionales para sus empleados. Las autoridades describieron la medida como una forma para liberar empleos en una economía castigada por la pandemia del coronavirus.

Trump también ha criticado persistentemente a las grandes compañías tecnológicas, acusándolas de inclinarse en contra de los puntos de vista conservadores en sus plataformas de las redes sociales y amenazando con retirarles sus protecciones legales por el contenido que publican sus usuarios.

El momento en que esto ocurre me parece extraño, pues al gobierno de Trump le queda poco tiempo, y él ha sido muy crítico de Facebook en muchos otros aspectos, dijo Carl Tobias, profesor de derecho en la Universidad de Richmond, en Virginia, destacando que el Departamento de Justicia ha investigado las prácticas laborales de Facebook durante dos años.

También tengo entendido que el gobierno por lo general intenta trabajar de manera conjunta con las compañías para solucionar o corregir el supuesto comportamiento cuestionable e intenta resolver las disputas en lugar de demandar, añadió Tobias.