López Obrador dice que encierros por virus son "dictaduras"

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador insinuó el miércoles que los políticos que imponen confinamientos o toques de queda debido al coronavirus actúan como dictadores.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador insinuó el miércoles que los políticos que imponen confinamientos o toques de queda debido al coronavirus actúan como dictadores.

Los comentarios se produjeron mientras López Obrador esquivó de nuevo preguntas sobre porqué casi nunca usa cubrebocas, diciendo que era una cuestión de libertad.

El mandatario dijo que las medidas para la pandemia que limitan el movimiento de las personas están a flor de piel entre las autoridades que... quieren mostrar su mano dura, dictadura.

A muchos les sale el afán autoritario dijo, y añadió que lo fundamental es garantizar la libertad.

No estaba claro si López Obrador se refería a las autoridades en otros países o a los líderes locales, principalmente de partidos de la oposición, que han tratado de imponer restricciones en México.

Muchos gobiernos en el mundo han implementado confinamientos o limitado el movimiento de las personas, algo a lo que López Obrador se ha resistido, argumentando que algunas personas viven al día con lo que ganan en las calles.

Algunos gobiernos locales en México han tratado de usar a la policía para implementar medidas como el uso de cubrebocas y restricciones al movimiento, lo que ha resultado en quejas de abusos policiales. López Obrador dice que esas medidas deberían ser voluntarias.

Cada quien es libre... quien quiere ponerse el cubrebocas y sentirse más seguro, lo puede hacer, dijo López Obrador.

El gobierno mexicano ha ido contra la corriente internacional en dos formas: ha ofrecido recomendaciones cambiantes y contradictorias sobre el uso de máscaras y ha descrito las pruebas masivas como una pérdida de tiempo.

Pero un área en la que México se ha sumado al resto del mundo es la premura para adquirir vacunas. López Obrador llamó a la comisión de seguridad médica del país, Cofepris, a apurarse para aprobar la vacuna desarrollada por las firmas farmacéuticas Pfizer y BioNTech, que ya recibió a luz verde de los reguladores en Gran Bretaña.

Se está también simplificando todo el proceso de autorización en la Cofepris, que no se nos detenga ahí por burocracia, dijo. Esto es un asunto de urgencia, apenas se inicien ya los trámites finales se va a trabajar día y noche en la Cofepris para sacar la aprobación lo más pronto posible.

También el miércoles, la Secretaria de Salud firmó un contrato para 34,4 millones de dosis de esa vacuna y dijo que espera recibir 250.000 dosis en diciembre. Cada persona requiere dos dosis.

México ha registrado casi 107.000 muertes confirmadas por COVID-19, el cuarto mayor saldo en el mundo. Pero el país realiza un número relativamente bajo de pruebas y las autoridades estiman que la cifra real de decesos es de casi 150.000.