Tailandia: Primer ministro exonerado de acusaciones éticas

La corte suprema de Tailandia absolvió el miércoles al primer ministro Prayuth Chan-ocha de violación de cláusulas éticas de la constitución y le permitió conservar su puesto.

La corte suprema de Tailandia absolvió el miércoles al primer ministro Prayuth Chan-ocha de violación de cláusulas éticas de la constitución y le permitió conservar su puesto.

La demanda fue presentada ante la Corte Constitucional por el partido Pheu Thai, el mayor de oposición en el parlamento, al sostener que Prayuth siguió viviendo en su residencia militar después de su retiro como comandante del ejército en septiembre de 2014.

La denuncia alegó que violó los artículos de la constitución que prohíben a los ministros recibir beneficios especiales de agencias o empresas estatales porque constituye un conflicto de intereses. Un ministro declarado culpable de violar los patrones éticos está obligado a renunciar.

El panel de nueve jueces aceptó la explicación del ejército de que oficiales superiores retirados como Prayuth pueden permanecer en viviendas militares como reconocimiento de su servicio. Los jueces fallaron unánimemente a favor de Prayuth.

Prayuth enfrenta una movilización estudiantil por la democracia cuyas manifestaciones multitudinarias exigen la renuncia del gobierno, al que acusan de ilegítimo.

Antes de conocerse el veredicto los manifestantes convocaron a un acto.

El sistema judicial de Tailandia ha perdido totalmente su integridad. El veredicto de la corte revela su desprecio por el pueblo. Esto alentará la furia popular y elevará nuestras manifestaciones a un nivel superior, dijo el dirigente Parit Penguin Chiwarak, a The Associated Press.

Miles de personas participaron de la manifestación, que como otras recientes tuvo un clima festivo. Pero también tuvo un tono de ira, cuando Parit quemó un libro escrito por uno de los jueces. Dijo que era para demostrar que ya no respetaba al autor, Nakharin Mektrairat, que se ha convertido en un defensor prominente de la ideología conservadora.

En mayo de 2014, cuando comandaba el ejército, Prayuth dirigió un golpe de estado contra un gobierno electo del partido Pheu Thai. Encabezó una junta que gobernó durante cinco años y también fue primer ministro del gobierno militar.