Ecuador: caso de informático sueco llega a juicio

El caso del informático sueco Ola Bini, amigo personal de Julian Assange y acusado en Ecuador de irrumpir en los sistemas informáticos del gobierno, afrontará el jueves una audiencia de preparació...

El caso del informático sueco Ola Bini, amigo personal de Julian Assange y acusado en Ecuador de irrumpir en los sistemas informáticos del gobierno, afrontará el jueves una audiencia de preparación de juicio en medio de reclamos de la defensa de sucesivas faltas procesales e irrespeto a los derechos del extranjero.

Carlos Soria, abogado defensor de Bini, dijo en diálogo con The Associated Press que este es un caso de persecución política" porque no hay pruebas que lo inculpen de los delitos señalados. Agregó que además se cometieron más de 120 violaciones a los derechos humanos y al debido proceso del acusado desde su detención inicial en abril de 2019.

Acerca de la relación con Assange, afirmó que "lamentablemente en Ecuador se procesan a las personas por las amistades que tengan y reconoció que su defendido es amigo del fundador de WikiLeaks y que lo visitó más de una docena de veces en la embajada ecuatoriana en Londres, donde Assange permaneció varios años para eludir una orden de extradición a Suecia.

Cuando la policía ecuatoriana detuvo a Bini la entonces ministra de Gobierno, María Paula Romo, denunció en cadena nacional que habían sido apresados tres extranjeros, a los que no identificó, y a los que responsabilizó de intentos de desestabilización del gobierno del presidente Lenín Moreno.

Poco después se informó que uno de los detenidos era Bini, quien permaneció 70 días bajo arresto mientras la Fiscalía cambiaba la acusación a ataque a sistemas informáticos y posteriormente a acceso no consentido a sistemas informáticos. La ley ecuatoriana permite apresar a alguien hasta 90 días mientras es investigado.

El caso ha llamado la atención de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional, que han denunciado la interferencia del gobierno ecuatoriano en el proceso judicial contra el sueco y la falta de respeto a sus derechos. Tanto la defensa como el propio Bini han negado cualquier ilícito.

Soria dijo que en la audiencia preparatoria del juicio, suspendida en cinco ocasiones, buscaremos que la jueza Yadira Proaño por fin haga justicia en este caso, respetando los parámetros del derecho penal y lógicamente constitucionales. No hay más opción que la declaración de nulidad en todo el proceso.

Añadió que están pendientes acciones internacionales en demanda de justicia en este caso.