Israel se encamina a cuarta elección en menos de dos años

Israel dio un paso importante el miércoles hacia su cuarta elección nacional en menos de dos años cuando los legisladores aprobaron una propuesta preliminar de disolver el Parlamento. La propuesta,...

Israel dio un paso importante el miércoles hacia su cuarta elección nacional en menos de dos años cuando los legisladores aprobaron una propuesta preliminar de disolver el Parlamento. La propuesta, aprobada por 61 votos contra 54, tuvo el apoyo del socio principal de la coalición del primer ministro Benjamin Netanyahu.

La coalición asumió hace siete meses como una declaración de unidad nacional frente a la crisis de la pandemia. Pero desde entonces, la alianza del Partido Likud de Netanyahu y el Azul y Blanco del ministro de Defensa, Benny Gantz, está envuelta en peleas internas.

La votación aprobó de manera preliminar la disolución de la alianza para forzar una nueva elección a principios del año próximo. El proyecto pasa a comisión antes de que el parlamento vote sobre la aprobación final, lo que podría suceder la semana próxima. En tanto, se prevé que Gantz y Netanyahu seguirán negociando un acuerdo de último momento para salvar su alianza.

Al sumarse a la oposición en la votación del miércoles, el partido de Gantz expresó su descontento con Netanyahu, al que acusa de anteponer sus intereses personales a los del país.

Netanyahu está siendo juzgado por corrupción, y Gantz lo acusa de trabar la aprobación del presupuesto y otras medidas cruciales con tal de obstaculizar o revertir las demandas en su contra.

El dirigente opositor Yair Lapid, cuyo partido Yesh Atid votó a favor de nuevas elecciones, acusó al gobierno de mal manejo de la crisis del coronavirus y sus consecuencias económicas. Dijo que en lo único que coinciden todos los ciudadanos es la sensación de haber perdido el control sobre sus vidas.

Las profundas divisiones provocadas por el acuerdo de poder compartido han impedido la aprobación del presupuesto 2020, lo cual ha provocado penurias y recortes para los israelíes en momentos que la tasa de desempleo supera el 20% debido a la pandemia.

Israel ha pasado por dos cuarentenas nacionales desde marzo y las autoridades advierten que el aumento del contagio podría significar la reimposición de restricciones levantadas recientemente.

Si no se aprueba el presupuesto 2020 antes del 23 de diciembre, la ley impone la disolución automática del Parlamento y nuevas elecciones.