Trump amenaza con vetar iniciativa por protección a redes

El presidente Donald Trump amenazó el martes con vetar un proyecto de ley de política de defensa a menos de que ponga fin a las protecciones de las compañías de internet que evitan que rindan cuen...

El presidente Donald Trump amenazó el martes con vetar un proyecto de ley de política de defensa a menos de que ponga fin a las protecciones de las compañías de internet que evitan que rindan cuentas por el material publicado por sus usuarios.

Trump recurrió a Twitter el martes por la noche y criticó la Sección 230 de la Ley de Decencia de las Comunicaciones de 1996, que protege a las compañías que pueden albergar billones de mensajes de ser demandadas por cualquiera que se sienta agraviado por lo que alguien más ha publicado, ya sea si su demanda es legítima o no.

El mandatario dijo que la Sección 230 era una amenaza serie para nuestra seguridad nacional y la integridad de las elecciones y añadió que por lo tanto, si la muy peligrosa e injusta Sección 230 no se rescinde como parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) me veré obligado a vetar inequívocamente la iniciativa.

Trump ha estado librando una guerra contra las compañías de redes sociales durante meses, afirmando que están sesgadas contra las voces conservadoras.

En octubre, firmó una orden ejecutiva que instruía a las agencias del poder ejecutivo pedir a las agencias independientes de reglamentación, incluida la Comisión Federal de Comunicaciones y la Comisión Federal de Comercio, estudiar si pueden colocar nuevas regulaciones a las compañías.

Desde que perdió las elecciones presidenciales, Trump ha inundado las redes sociales con afirmaciones sin fundamento sobre fraude electoral. Twitter ha colocado un aviso sobre que esta afirmación sobre fraude electoral es disputada sobre las publicaciones.

La amenaza de veto es otro posible obstáculo para la aprobación de la iniciativa de política de defensa anual, que ya está siendo retenida en el Congreso por una disputa sobre las bases militares nombradas en honor a oficiales de la Confederación. La medida, que ha sido aprobada por 59 años consecutivos sobre una base bipartidista, guía la política del Pentágono y consolida las decisiones sobre los niveles de soldados, nuevos sistemas de armas y preparación militar, así como la política de personal militar y otros objetivos militares.