Pese a caída, S&P 500 cierra su mejor mes desde abril

Los precios de las acciones cayeron ligeramente el lunes de sus máximos históricos al poner Wall Street un final discreto a uno de sus meses más ajetreados en décadas.

Los precios de las acciones cayeron ligeramente el lunes de sus máximos históricos al poner Wall Street un final discreto a uno de sus meses más ajetreados en décadas.

El S&P 500 perdió 0,5%, pero de todas formas el índice de referencia registró un avance del 10,8% este mes, su mayor ganancia mensual desde abril. El Dow Jones, cuyo impacto en los planes de jubilación 401(k) es mucho menor al del S&P 500, finalizó con su mejor mes desde 1987.

El mercado descendió tras surgir reportes que demuestran la manera en que la pandemia está perjudicando a la economía a corto plazo. Pero la mayoría de los inversores están viendo más allá. Las sólidas ganancias del mercado durante noviembre reflejan el hecho de que Wall Street espera que la economía se acerque a la normalidad el próximo año y se fortalezca a largo plazo. El escenario depende en gran medida de las prometedoras vacunas contra el coronavirus que llegarán en las próximas semanas y, a la larga, derivarían en un descenso en los casos nuevos de coronavirus, que han ido en aumento.

El retroceso de hoy en los títulos es un paso al costado en un mercado que parece encaminarse a una tendencia en alza, dijo Terry Sandven, director de estrategias de capital en U.S. Bank Wealth Management. Aún creemos que la tendencia del mercado seguirá en alza hasta el próximo año.

El S&P 500 perdió 16,72 unidades y cerró en 3.621,63. El Dow cayó 271,73 puntos, el 0,9%, y se estableció en 29.638,64. Por su parte, el compuesto Nasdaq cedió 7,11 enteros, el 0,1%, y se ubicó en 12.198,74. El S&P 500 y el Dow están cerca de sus máximos históricos, y el Dow rebasó la barrera de los 30.000 puntos por primera vez en su historia la semana pasada.

Existen varios factores que han impulsado el crecimiento de este mes, empezando por la desaparición de algo de la incertidumbre que asedió a los mercados de cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Ahora, el demócrata Joe Biden se encuentra consolidado firmemente a los ojos de Wall Street como el presidente electo, y los inversionistas no se vieron sujetos al que habría sido su peor escenario posible, de tener que aguardar semanas o meses en el limbo para conocer al ganador.

Los títulos de energía en S&P 500 cerraron noviembre con ganancias cercanas al 27%. Es un marcado contraste respecto a los primeros meses del año, cuando los precios del crudo se desplomaron a medida que la pandemia paralizaba aviones, camiones y fábricas en todo el mundo.

De igual forma, el indicador Russell 2000 de pequeñas empresas, que cerró noviembre con ganancias del 18,3%, perdió el lunes 35,45 enteros, el 1,9%, hasta los 1.819,82.

___

La periodista de AP Yuri Kageyama contribuyó con este despacho.