Ciudad de México duplica esfuerzos para rastrear casos COVID

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México anunció el viernes varias medidas para identificar los casos positivos de COVID-19 ante el aumento de las hospitalizaciones y el temor de que se pueda lleg...

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México anunció el viernes varias medidas para identificar los casos positivos de COVID-19 ante el aumento de las hospitalizaciones y el temor de que se pueda llegar a los altos niveles de mayo.

La ciudad acumula casi 200.000 casos de los más de 1.078.000 confirmados en todo el país, con al menos 13.315 defunciones de las más de 104.000 nacionales.

La alcaldesa Claudia Sheinbaum dijo que se duplicarán las pruebas que se realizan en la ciudad para llegar a las 20.000 diarias y se ampliará el programa de rastreo mediante códigos QR que hasta ahora sólo se utilizaba en restaurantes y ahora se usará también en supermercados y farmacias.

El gobierno de la ciudad considera muy exitosa esta última iniciativa porque en sólo una semana se detectaron gracias a ella 440 casos de COVID-19 y se envió una alerta a más de 16.700 personas que pudieron estar en el mismo establecimiento visitado por el infectado y en el mismo momento.

En una semana más de 92.000 restaurantes de la capital implementaron este servicio que fue utilizado por más de 1,8 millones personas que al llegar al local escanearon el código en la puerta con lo que su celular quedó registrado para ser alertadas en caso de que hubieran coincidido con un contagiado.

La jefa de Gobierno también anunció que se ha llegado a un acuerdo con las cámaras empresariales para que ayuden a las autoridades a supervisar el cumplimiento de todas las medidas sanitarias.

Insistió en que se reforzarán los filtros y se mantendrá el cierre de actividades no esenciales a las 7 de la tarde y de los restaurantes a las 10 de la noche. Los mercados callejeros deberán cerrar a las 5 de la tarde y continúan sin operar las cantinas y discotecas.

Para poder aumentar el número de pruebas se prevé la compra de un millón de tests de antígenos y se trabaja en colaboración con entidades federales, agregó Sheinbaum.

Expertos internacionales han criticado a México desde el inicio de la pandemia por el escaso número de pruebas. La Ciudad de México, sin embargo, es la localidad que más ha aumentado el número de tests desde que se reabrieron las actividades para poder aislar a los afectados sin necesidad de imponer una nueva cuarentena a toda la población.

El incremento de los tests se ha producido sobre todo en la última semana gracias a la autorización para utilizar las pruebas rápidas de antígenos.

De hecho, Eduardo Clark, el encargado de tecnologías de la capital, dijo que el aumento en el número de positivos no se debe a que esté creciendo la cadena de contagios sino a que se hacen más pruebas, lo que demuestra que antes no se estaba contabilizando a muchos infectados.