Corea del Sur suma más de 500 casos de COVID-19 tras medidas

Corea del Sur registró más de 500 nuevos casos de coronavirus por primera vez en unos ocho meses.

Corea del Sur registró más de 500 nuevos casos de coronavirus por primera vez en unos ocho meses.

La Agencia de Control y Prevención de Enfermedades reportó el jueves 583 nuevas infecciones en las últimas 24 horas, que elevaron el total nacional a 32.318, incluyendo 515 decesos.

Corea del Sur ha sufrido un repunte en los contagios desde que relajó sus normas de distanciamiento social el mes pasado. Para luchar contra el último brote, el país reimpuso el martes medidas estrictas en la capital, Seúl, y en otras zonas.

Según los registros gubernamentales, 402 de los 583 nuevos casos se registraron en la zona metropolitana de Seúl, donde viven la mitad de los 51 millones de habitantes del país.

En febrero y marzo, Corea del Sur era el segundo país más afectado por la pandemia en el mundo, solo por detrás de China, y la mayoría de los casos estaban ligados a una secta religiosa. La segunda ola le llegó en verano y tuvo su epicentro en las inmediaciones de la capital.

Las autoridades apuntan que el último brote es más preocupante porque hay muchos focos ligados a escuelas, academias privadas de tutoría, hospitales y reuniones familiares.

Por otra parte, China reportó el jueves nueve nuevos casos de COVID-19 en la vasta región de Mongolia Interior, donde las autoridades han cerrado escuelas y locales públicos, suspendido vuelos y prohibido banquetes y otras reuniones.

El foco de infección estaba en Manzhouli, una ciudad de más de 200.000 habitantes ubicada en la frontera con Rusia. Las autoridades ordenaron pruebas de ácido nucleico a todos los residentes para detectar nuevos casos tras la aparición del brote la semana pasada. El transporte por carretera desde y hacia la ciudad quedó en su mayoría suspendido y los movimientos en torno a la ciudad están restringidos.

También se han reportado nuevos contagios en el centro financiero en Shanghai y en el puerto de Tianjin, en el norte del país, aunque la Administración Nacional de Salud no dio información concreta sobre estas ciudades el jueves. Según las autoridades, se han reportado otros 12 casos entre personas procedentes del extranjero.

China ha erradicado casi por completo las transmisiones locales a través de medidas de contención, el rastreo de casos y el uso casi universal de mascarillas. En la actualidad, 306 personas figuran como enfermas con COVID-19, mientras que otras 321 están bajo observación por dar positivo sin síntomas. China ha reportado un total de 86.490 infecciones y 4.634 decesos por coronavirus.

India amplió el jueves sus restricciones a los vuelos internacionales hasta finales de año por el aumento de los casos de COVID-19 en algunos estados y en la capital, Nueva Delhi.

La autoridad de aviación india dijo que las restricciones no se aplicarán a los vuelos internacionales de mercancías ni a los pactos alcanzados con algunas naciones para el tránsito de pasajeros. El país suspendió los vuelos comerciales el 23 de marzo.

La cifra de nuevos contagios ha bajado de forma constante tras alcanzar su apogeo en septiembre. El jueves, confirmó 44.489 nuevas infecciones, elevando su total nacional a 9,26 millones, y 524 muertes más, para un total de 135.223.

Pero la situación en la capital sigue siendo preocupante, con 5.246 nuevos positivos el jueves. En un esfuerzo por frenar el virus, el Ministerio del Interior ha permitido que los estados impongan restricciones locales como toques de queda nocturnos, pero les ha pedido que consulten antes de decretar confinamientos estatales, de distritos o ciudades.

Seis miembros de la selección de cricket de Pakistán dieron positivo al virus en Nueva Zelanda y están en cuarentena.