Arizona: Tribunal revive demanda por matrículas de migrantes

La Corte Suprema de Arizona revivió el miércoles parte de una demanda entablada por el fiscal estatal sobre inmigrantes que están de manera ilegal en Estados Unidos y pagaban matrícula universitar...

La Corte Suprema de Arizona revivió el miércoles parte de una demanda entablada por el fiscal estatal sobre inmigrantes que están de manera ilegal en Estados Unidos y pagaban matrícula universitaria estatal, una asignación que terminó hace dos años, pero que acabó con su capacidad para demandar en torno a los altos costos universitarios para todos los estudiantes.

La corte dijo que el fiscal estatal Mark Brnovich no tenía la autoridad para demandar a la Junta de Regentes de Arizona sobre la manera en que fija las tasas de las matrículas. Sin embargo, el panel determinó que un tribunal de primera instancia no debería haber desestimado la demanda de Brnovich a la concesión de la matrícula estatal a los estudiantes del programa federal Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que protege de la deportación a los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad.

En 2018, la Corte Suprema del estado falló de manera unánime que el Distrito de Colegios Comunitarios del condado de Maricopa no podía cobrar las matrículas estatales a los beneficiarios del DACA en desafío a la ley estatal. Si bien los regentes dejaron de ofrecer las tarifas estatales como resultado, Brnovich ha buscado reclamar a la junta el equivalente de los que los estudiantes del DACA no tuvieron que haber pagado.

El fiscal republicano argumentó que al extenderles la matrícula estatal se estaba básicamente subvencionando su educación con fondos públicos. Comentó a The Associated Press que estaba complacido aunque fuera una decisión dividida.

La corte dejó en claro que el fiscal tiene la autoridad para iniciar un litigio cuando hay un posible pago ilegal de dinero público, dijo Brnovich, refiriéndose al dinero que los estudiantes del DACA se habrían ahorrado con la matrícula estatal. Creo que es un desarrollo muy positivo porque permite que su oficina haga rendir cuentas a los organismos públicos.

La Junta de Regentes de Arizona, que supervisa a las tres universidades públicas del estado, celebró el fallo y señaló que era un referendo de lo que considera fue una extralimitación de Brnovich.

La decisión de la corte es una victoria para los habitantes de Arizona que merecen nada menos que un fiscal que respete la ley y no sobrepase la autoridad conferida a la oficina, dijo Larry Penley, presidente de la junta, en un comunicado.

En general, Brnovich dijo que quiere determinar la razón por la que las matrículas de las universidades públicas de Arizona han subido como un cohete.

Soy un joven de clase media, que fue a una escuela pública y que estudió en la Universidad Estatal de Arizona. Podría tener un empleo de medio tiempo y pagar una educación pública en una buena universidad estatal. Ese ya no es el caso, señaló. Más gente necesita preguntarse por qué los regentes no están controlando el altísimo precio de las matrículas universitarias.

La demanda inicial de Brnovich, entablada en 2017, sostiene que una serie de aumentos en las matrículas aprobados por los regentes quebrantaron un mandato constitucional del estado para que las matrículas universitarias fueran prácticamente gratuitas en la medida de lo posible. Los regentes argumentaron con éxito en la cámara baja que Brnovich no tenía autoridad constitucional para demandarlos.

Brnovich presentó una apelación en la Corte Suprema luego de que el Tribunal de Apelaciones ratificó la decisión del juez de desestimar la querella.