Escocia aprueba la gratuidad de los productos menstruales

desde 2016, describió la legislación como práctica y progresista, especialmente durante la pandemia del coronavirus.

desde 2016, describió la legislación como práctica y progresista, especialmente durante la pandemia del coronavirus.

La menstruación no se detiene por la pandemia y el trabajo para mejorar el acceso a tampones, toallas sanitarias y productos reutilizables nunca ha sido más importante", afirmó.

Según la ley, el gobierno escocés debe establecer las medidas para permitir que cualquiera que necesite estos productos pueda obtenerlos gratis. Las escuelas y universidades deben tenerlos en sus baños.

Una encuesta de 2017 realizada por una ONG estimó que, en Gran Bretaña, el 10% de las chicas entre 14 y 21 años no podían permitirse comprar productos menstruales, y el 15% tenía problemas para pagarlos.