Líder de Hong Kong elogia ley de seguridad pese a críticas

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, elogió el miércoles la nueva ley de seguridad nacional de la ciudad calificándola de notablemente eficaz para restaurar la estabilidad, a pesar de las críticas ...

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, elogió el miércoles la nueva ley de seguridad nacional de la ciudad calificándola de notablemente eficaz para restaurar la estabilidad, a pesar de las críticas de que reduce drásticamente el espacio para la libertad de expresión y la oposición política en el territorio semiautónomo chino.

En su discurso anual sobre política, Lam dijo que la ley había impedido el regreso a la inestabilidad política y que devolver la normalidad al sistema político es una prioridad urgente.

Beijing impuso la ley de seguridad a Hong Kong en junio, en un intento por frenar la disensión tras meses de protestas antigubernamentales que en algunas ocasiones derivaron en violencia. Las movilizaciones del año pasado estuvieron provocadas por una propuesta para reformar la ley de extradición que habría permitido juzgar en la China continental a los acusados en Hong Kong. La propuesta acabó retirándose.

Las defensas de la independencia de Hong Kong y la connivencia con fuerzas externas han remitido progresivamente, algunas de las figuras más destacadas han mantenido un perfil bajo, las organizaciones radicales han cesado sus operaciones o se han disuelto", afirmó Lam en su discurso.

Tras un año de disturbios sociales y temor por su seguridad personal, el pueblo de Hong Kong puede volver a disfrutar de sus derechos y libertades básicas de acuerdo con la ley", añadió.

Lam criticó también a los gobiernos internacionales por interferir en los asuntos de Hong Kong, señalando que pusieron en peligro su seguridad nacional.

La aprobación de la ley de seguridad provocó fuertes críticas por parte de grupos de derechos y gobiernos extranjeros, que dicen que traiciona la promesa de China bajo el modelo un país, dos sistemas de permitir que Hong Kong mantenga su propio sistema legal y libertades civiles por 50 años a partir de que Gran Bretaña le cedió su control a Beijing en 1997.

A principios de mes, China aprobó una resolución para descalificar a cuatro legisladores prodemocracia de Hong Kong tras ser acusados de violar sus juramentos del cargo. Esto provocó la renuncia en masa de todos los diputados prodemocracia de la cámara en solidaridad.