México: Extitular de Hacienda niega acusaciones en su contra

trabajaron en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de 2012 a 2018.

trabajaron en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de 2012 a 2018.

Videgaray, actualmente miembro de facultad de la Escuela de Administración Sloan del Instituto Tecnológico de Massachusetts, es considerado como la figura política más cercana a Peña Nieto.

Es completamente falso, dijo sobre las acusaciones.

El mecanismo de moda de ˜me salvo culpando a Videgaray™ tiene un límite, y ese límite son la verdad y la ley, escribió Videgaray en un comunicado.

Tanto Lozoya como Robles supuestamente han ofrecido entregar evidencia estatal e implicar a Videgaray a cambio de un trato favorable para ellos.

Videgaray escribió que la estrategia es errada e inmoral y en nada contribuye a la lucha contra la corrupción que encabeza el Presidente López Obrador.

Andrés Manuel López Obrador puso al centro de su gobierno el combate a la corrupción una vez que llegó al puesto en diciembre de 2018. Sin embargo, ha dicho que no está personalmente ansioso por ir tras expresidentes y ha propuesto presentar el tema al electorado en un refrendo.

En 2019, un juez ordenó que Robles permaneciera encarcelada en espera de un juicio por cargos de corrupción. Está acusada de ejercicio indebido del servicio público relacionado con el supuesto desvío de hasta 260 millones de dólares en fondos públicos.

Robles ocupó varios puestos durante el gobierno de Peña Nieto. Las acusaciones contra Videgaray datan de junio de 2014, cuando Robles era secretaria de Desarrollo Social. Procuradores dicen que estaba al tanto del desvío de fondos pero nunca lo denunció.

Robles afirma su inocencia.

Lozoya fue extraditado desde España a principios de año para enfrentar cargos de lavado de dinero e inmediatamente comenzó a cooperar con las autoridades. Videgaray había negado previamente las acusaciones de Lozoya de haber participado en actos de sobornos o financiamiento ilegal de campañas.

Lozoya acusó a Peña Nieto y a Videgaray de usar dinero de sobornos de la compañía constructora brasileña Odebrecht para ayudar a ganar la presidencia y luego aprobar la reforma energética que beneficiaría enormemente a esa y otras compañías. Con ese fin, algunos legisladores de la oposición recibieron sobornos a cambio de su voto, asegura.

En un comunicado emitido en agosto, Videgaray dijo que las acusaciones son falsas y agregó que además son absurdas, inconsistentes y temerarias.

Las acusaciones del martes involucran elecciones de 2012, 2015 y 2018. El Partido Revolucionario Institucional de Peña Nieto negó que hubiera financiamiento ilícito en esas contiendas y dijo que las auditorías electorales obligatorias lo confirman.