Trump indulta a pavo por Día de Acción de Gracias

El presidente estadounidense Donald Trump ofreció su perdón a un par de pavos en la tradicional ceremonia del indulto del pavo del Día de Acción de Gracias en la Casa Blanca el martes.

El presidente estadounidense Donald Trump ofreció su perdón a un par de pavos en la tradicional ceremonia del indulto del pavo del Día de Acción de Gracias en la Casa Blanca el martes.

La National Turkey Federation presentó a la Casa Blanca los dos pavos, Corn y Cob. Corn fue declarado el pavo nacional de Acción de Gracias, pero los dos se retirarán a su nuevo hogar en el campus de la Universidad Estatal de Iowa.

No es la primera vez que la ceremonia usualmente informal se realiza en un momento de tensión para la nación.

Esta vez, la ceremonia ocurre en medio de una pandemia y en momentos en los que el mandatario se niega a admitir su derrota en la elección presidencial ante el demócrata Joe Biden. En sus declaraciones, Trump hizo mención de las vacunas que pronto podrían recibir la aprobación de emergencia de los reguladores federales.

Damos gracias por las vacunas y las terapias que pronto pondrán fin a la pandemia, dijo Trump. No mencionó el reciente incremento de casos confirmados de coronavirus en muchas partes del país.

La ceremonia del pavo se realizó asimismo apenas unas horas después de que el presidente electo Biden anunció a su equipo de seguridad nacional y enfatizó la necesidad de trabajar con los aliados. Trump incluyó en sus declaraciones un lema familiar de su presidencia: Estados Unidos primero ” no deberíamos alejarnos de eso.

Trump no aceptó preguntas de la prensa en el jardín de la Casa Blanca durante la ceremonia, a la que asistieron más de 100 invitados y miembros del personal, en su mayoría con máscaras. Su tono fue más serio que en ceremonias previas de indulto del pavo.

Trump usó la ceremonia el año pasado para bromear sobre el proceso de juicio político en su contra. La Cámara de Representantes terminó aprobando dos artículos de juicio político el siguiente mes, pero fue absuelto por el Senado.

La práctica de enviar un pavo a una granja se volvió la norma durante los dos términos de Ronald Reagan. George H.W. Bush estableció la tradición del indulto en 1989, perdonando a un pavo de 23 kilogramos mientras activistas de los derechos de los animales protestaban cerca.