John Boyega no va a "aceptar el dinero y callar"

con los que él también está lidiando.

con los que él también está lidiando.

Hay algo de él que es vital en este momento, dice McQueen. Uno quiere escuchar esa voz. Me recuerda a Jack Nicholson en los años 1970, cuando querías escuchar esa voz. Tiene algo peligroso y sin censura, sin ataduras y sexy. Eso es lo que uno busca en un protagonista.

La decisión de Logan de unirse a la policía desconcierta a su padre (Steve Toussaint), quien fue golpeado por policías racistas. Pero Logan cree que puede, como uno de los pocos oficiales de color, cambiar el sistema desde adentro a pesar de los abusos regulares.

Para un actor que se aparta de su experiencia en las entrañas de los megataquillazos de Hollywood, Red, White and Blue tiene similitudes poderosas y distinciones reveladoras sobre navegar un sistema que puede ser inhóspito para las personas de color.

Todos somos diferentes y la lucha requiere de todo tipo de personas, todo tipo de estrategias, dice Boyega. Como un actor que vive dentro de ese privilegio y tiene la oportunidad de entrar a otros proyectos y aprobar cosas, uno puede usar mucho de eso para hacer cosas que impacten. Veo los paralelismos entre las experiencias... Pero uno entiende que estos obstáculos son demasiado familiares.

Boyega, cuyo verdadero nombre es John Adedayo Bamidele Adegboyega y que nació de padres de ascendencia nigeriana en el distrito de Peckham en Londres, se inspiró en su propia crianza para Red, White and Blue, un drama sobre racismo institucional que es también una historia de padre e hijo. Una de las primeras escenas le recuerda a Boyega cuando su padre, un ministro Pentecostal, fue inspeccionado por la policía cuando iba de su casa a la iglesia.

McQueen dijo que él, Boyega y el coguionista Courttia Newland hablaron mucho sobre lo que los padres negros les dicen a sus hijos cuando quieren protegerlos de los peligros del mundo exterior".

Obviamente la película lidia con la masculinidad de alguna manera. Pero también es una generación lidiando con la misma situación que enfrenta la generación más joven y cómo lo afrontan de diferente manera. Es una conversación difícil. Cuando quieres integrar y ser parte de algo y te das cuenta de que no eres bien recibido, es difícil, agrega el director.

Desde que hizo sus comentarios sobre Star Wars, Boyega recibió una llamada de apoyo de la productora Kathleen Kennedy, a quien describió como sincera y transparente. Tras su discurso de protesta, muchos cineastas y actores respondieron que estarían honrados de trabajar con él. Te apoyamos, John, escribió Jordan Peele.

Pero si alguien pensaba que ese momento reflejó a un nuevo John Boyega, no fue así. Simplemente se está expresando con mayor claridad.

I don™t think it™s me necessarily finding my voice. I think it™s the audience noticing me in that sense, says Boyega. This is kind of an eye-opener to you guys more than it is to me. I™ve kind of been about it.

No creo que sea necesariamente que yo esté encontrando mi voz. Creo que el público me está poniendo atención, dice Boyega. Esto es más revelador para ustedes que para mí. Yo he pasado por eso.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.