México cancela peregrinación a Virgen de Guadalupe por COVID

debido a pandemia por COVID-19.

debido a pandemia por COVID-19.

La Conferencia del Episcopado Mexicano indicó en un comunicado que el recinto religioso situado en el norte de Ciudad de México permanecerá cerrado del 10 al 13 de diciembre, por lo que invitaron a que los festejos guadalupanos se realicen en sus parroquias o en casa, evitando aglomeraciones y con las medidas de sanidad correspondientes. También invitaron a los fieles a seguir la celebración por internet.

La Villa de Guadalupe llega a recibir hasta 15 millones de peregrinos en las dos primeras semanas de diciembre, según dijo recientemente el obispo Salvador Martínez, rector de la basílica, en un video subido a sus redes sociales.

Desde el siglo XVI, el Cerro del Tepeyac, donde se levantó la basílica, ha sido un punto de peregrinaje para millones de personas pero desde que se tiene registro no se recuerda un 12 de diciembre con sus puertas cerradas a los fieles.

La Iglesia mexicana reconoció que dado que este año ha sido complicado debido al coronavirus, muchos fieles querrían visitar a la virgen en busca de consuelo, pero alertaron que las condiciones sanitarias no permiten "celebrar a la Virgen de Guadalupe peregrinando juntos a su santuario y el bien de todo el pueblo mexicano nos motiva a tomar medidas de contención para evitar que el virus se propague.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el lunes que había habido muy buena colaboración entre las autoridades de la ciudad y las religiosas para llegar a un acuerdo.

En México se registran al menos 1.040.000 infectados y 101.676 defunciones.

Las autoridades de Ciudad de México endurecieron recientemente las restricciones porque había habido un aumento en los contagios y en las hospitalizaciones de la capital, un área que junto a sus suburbios acumula en torno a un cuarto de los casos de todo el país.

Los días en los que esté cerrada la Villa, la alcaldía llevará a cabo un operativo de seguridad que orientará a quienes acudan a las inmediaciones del Santuario, agrega la nota de los obispos.