España lanza ofensiva diplomática por llegada de migrantes

El gobierno de España refuerza su respuesta al aumento constante de llegadas de migrantes a las Islas Canarias desde ífrica, incluyendo una nueva ofensiva diplomática.

El gobierno de España refuerza su respuesta al aumento constante de llegadas de migrantes a las Islas Canarias desde ífrica, incluyendo una nueva ofensiva diplomática.

Los ministros de Migración y Transporte, José Luis Escrivá y José Luis íbalos, respectivamente, visitaban el viernes el archipiélago, cuya isla más oriental está a unos 110 kilómetros (70 millas) al oeste de Marruecos.

Está previsto que anuncien los detalles de un esperado plan para garantizar que las islas no se convierten en el próximo foco de la migración en Europa.

Alrededor de 17.000 personas que huyen de la pobreza, la violencia y otras circunstancias adversas en sus países de origen llegaron a las islas atlánticas este año, la mitad de ellas en los últimos 30 días. El flujo migratorio ha saturado los servicios de rescate, los recursos policiales y de emergencias, y los migrantes y solicitantes de asilo permanecen varados en un puerto durante días y en malas condiciones.

Unos 6.000 migrantes han sido alojados temporalmente en hoteles y departamentos turísticos vacíos por la falta de visitantes derivada de la pandemia del coronavirus. Normalmente, en esta época del año las islas son uno de los destinos vacacionales más populares de Europa.

Está previsto que la titular de Exteriores, Arancha González-Laya, se reúna con responsables de las agencias de migración y refugiados de Naciones Unidas en Ginebra antes de viajar a Senegal este fin de semana. La nación del oeste de ífrica se ha convertido en uno de los principales puntos de partida de las expediciones migrantes a pesar de estar a unos 4.000 kms (2.500 millas) de distancia.

También el viernes, el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajó a Marruecos para negociar una deportación más rápida de los ciudadanos marroquíes, dijo un funcionario del ministerio que pidió hablar bajo condicion de anonimato porque no estaba autorizado a discutir su agenda.