Armenia intenta resolver crisis política tras tregua

El primer ministro de Armenia presentó el miércoles un plan para fortalecer la democracia en su país, en un aparente intento por resolver la crisis política desatada tras la firma de una tregua co...

El primer ministro de Armenia presentó el miércoles un plan para fortalecer la democracia en su país, en un aparente intento por resolver la crisis política desatada tras la firma de una tregua con Azerbaiyán para poner fin a su conflicto por la región de Nagorno-Karabaj.

La tregua, lograda con mediación rusa, puso fin a seis semanas de combates en que murieron cientos y quizás miles de personas. Pero estipula que Armenia ceda a Azerbaiyán territorios fuera de Nagorno-Karabaj, lo que ha enfurecido a muchos armenios.

Miles de personas han protestado en la capital de Armenia, Ereván, exigiendo la salida del primer ministro Nikol Pashinian. Este ha rechazado los pedidos de renuncia, pero dos de sus ministros dimitieron y el presidente Armen Sarkissian convocó a elecciones.

Pashinian publicó en Facebook un mapa de 15 pasos para garantizar la estabilidad de democrática de Armenia, y dijo que asume la plena responsabilidad por la situación.

También tengo la responsabilidad de resolver esta situación y de traer seguridad y estabilidad al país, expresó el primer ministro, prometiendo abocarse de lleno a esta tarea.

El plan de Pashinian incluye una reanudación de las negociaciones sobre el futuro de Nagorno-Karabaj bajo los auspicios del Grupo de Minsk, formado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa en la década de 1990 para mediar entre Armenia y Azerbaiyán.

Estipula también el retorno a sus viviendas de los habitantes de Nagorno-Karabaj que se vieron obligados a huir, reconstruir la infraestructura dañada en las zonas bajo el control de las autoridades separatistas de Nagorno-Karabaj y ayudar tanto a los soldados heridos en combate como a las familias de los caídos.

Pashinian prometió además reformas a las fuerzas armadas y a las normas electorales, y medidas para combatir la pandemia del coronavirus y estimular la economía del país.