Bolivia: CIDH investigará muertes tras crisis electoral

ha propugnado por una independencia de poderes y quiere que un organismo internacional imparcial investigue lo ocurrido, explicó el ministro.

ha propugnado por una independencia de poderes y quiere que un organismo internacional imparcial investigue lo ocurrido, explicó el ministro.

Agregó que se abrirá "las puertas, no solamente de los fiscales, (también) de los jueces y expedientes de la policía y las Fuerzas Armadas a esta investigación internacional.

En diciembre, la excanciller Karen Longaric informó que el gobierno interino de Jeanine íñez acordó la investigación de los 36 fallecidos que fueron reportados por la Defensoría del Pueblo.

Esas 36 muertes se dieron antes y después de la renuncia de Morales a raíz de las fallidas elecciones del 20 de octubre, en las que el exmandatario se declaró ganador.

Longaric había dicho que el pasado gobierno interino invitó a la CIDH para que investigara lo sucedido en Bolivia entre septiembre y diciembre, es decir, un mes antes y uno después de las frustradas elecciones.

En un informe preliminar, la CIDH calificó de masacre lo ocurrido en Sacaba y Senkata, donde enfrentamientos en las calles dejaron 19 muertos, al parecer seguidores de Morales que habrían recibido disparos de armas de fuego durante una incursión de las fuerzas del orden.

La entonces Asamblea Legislativa dominada por el partido de Morales pidió que íñez y 11 de sus ministros fueran enjuiciados por esas muertes.

Aunque Lima subrayó que el nuevo gobierno busca una independencia de poderes y que se garantice un proceso judicial justo, sectores de la oposición denuncian persecución política.