Incendios de camiones e iglesia en la Araucanía chilena

Al menos cuatro camiones y una iglesia resultaron quemados la noche del viernes en la región de la Araucanía, en el sur de Chile, en nuevos ataques en esa zona del país sudamericano donde grupos ra...

Al menos cuatro camiones y una iglesia resultaron quemados la noche del viernes en la región de la Araucanía, en el sur de Chile, en nuevos ataques en esa zona del país sudamericano donde grupos radicales mapuches suelen reivindicar protestas violentas para exigir la devolución de tierras ancestrales.

Una serie de hechos violentos afectaron la región de la Araucanía y particularmente la provincia de Malleco, lo que incluyó quema de maquinarias y el incendio a una iglesia evangélica, declaró a la prensa Juan Carlos Beltrán, gobernador de Malleco, a más de 600 kilómetros al sur de Santiago.

Los hechos ocurrieron en la antesala de la conmemoración el sábado del asesinato a manos de la policía chilena del comunero mapuche Camilo Catrillanca en 2018. Una manifestación de autos que cortaba la carretera de la ruta 5 en esa zona del país se registraba con motivo de la fecha.

No podemos naturalizar la violencia como forma de expresión. Esta fecha, altamente sensible, debe de ser un llamado a la cordura, al diálogo y, sobre todo, a la paz social, añadió Beltrán.

El caso de Catrillanca es especialmente emblemático porque en un principio la policía y el Ministerio del Interior chileno afirmaron que los hechos ocurrieron en un contexto de defensa propia y después se supo que el joven mapuche había sido asesinado por un tiro en la espalda y que hubo un montaje policial para sostener la primera versión.

En su momento supuso un primer cuestionamiento generalizado por parte de la ciudadanía a la institución de Carabineros, la policía chilena, y la brutalidad que exhibe en algunos casos.

Desde hace décadas en la región de La Araucanía, 700 kilómetros al sur de Santiago, se producen ataques violentos que incluyen incendios de camiones forestales y maquinaria agrícola. En ocasiones los ataques son reivindicados por grupos radicales de la etnia mapuche que exigen la devolución de las tierras de sus ancestros.

A fines de agosto y comienzos de septiembre un gremio de camioneros realizó una huelga de una semana en reclamo de mayor seguridad. El gobierno del centroderechista presidente Sebastián Piñera accedió a la mayoría de sus demandas.

Los mapuches representan el 10% de los 19 millones de chilenos y la mitad de ellos vive en comunidades rurales pobres en La Araucanía. La mayoría de las comunidades mapuches son pacíficas.

Algunos sectores indígenas exigen la restitución de las tierras que sus antepasados ocupaban a la llegada de los conquistadores españoles, que nunca pudieron dominarlos. Sus descendientes fueron sometidos en el siglo XIX por las armas del Estado chileno.