Puerto Rico: Surge obstáculo para reestructuración de deuda

Un plan para sacar a Puerto Rico de una bancarrota para el 2021 encontró un obstáculo el viernes cuando un nuevo miembro que el presidente estadounidense Donald Trump nombró para la junta federal d...

Un plan para sacar a Puerto Rico de una bancarrota para el 2021 encontró un obstáculo el viernes cuando un nuevo miembro que el presidente estadounidense Donald Trump nombró para la junta federal de control que supervisa las finanzas de la isla rechazó que se presentara una propuesta de reestructuración de la deuda.

Justin Peterson, quien alguna vez asesoró a acreedores en disputas de deuda con Puerto Rico y Argentina, se retiró abruptamente de la reunión pública de la junta tras enfrentarse con los otros integrantes varias veces, dejando a la reunión sin el quórum necesario para aprobar la propuesta.

Los otros miembros de la junta dijeron que continuarían negociando con los acreedores mientras Puerto Rico reestructura una porción de su deuda pública de 70.000 millones de dólares en un proceso de bancarrota en curso en una corte federal. Sin embargo, los miembros de la junta reconocieron que no pueden proceder con el plan sin el voto de Peterson o a menos que se nombre a nuevos integrantes para cubrir tres vacantes en la junta.

Tengo esperanzas de que podremos reconsiderar esa decisión pronto, dijo el presidente de la junta David Skeel en una conferencia de prensa tras la reunión, y añadió que no sabía cuándo serían nombrados nuevos miembros.

Antes de la reunión, Peterson dijo que el plan no es equitativo ni consensuado.

Ellos no están recibiendo nada, dijo sobre los acreedores.

En una serie de tuits tras la reunión, dijo que estaba en desacuerdo con una propuesta de último minuto de otros miembros de la junta de presentar inmediatamente el plan sin negociar primero con los acreedores. Dijo que esa idea es inaceptable y que era emblemática de los juegos y el sigilo que han plagado estas negociaciones.

Se trata del mayor enfrentamiento público que ha tenido la junta desde que fue creada por el Congreso en el 2016, un día después que Puerto Rico anunció que no podía pagar su deuda luego de años de mala administración, corrupción y préstamos excesivos para equilibrar presupuestos.

En mayo de 2017, la isla presentó la mayor solicitud municipal de protección de bancarrota en la historia de Estados Unidos, apenas cuatro meses después de que el huracán María devastó el territorio.