EE.UU: Compensaciones a trabajadores crecen poco en pandemia

Los salarios y prestaciones de los trabajadores estadounidenses crecieron lentamente este verano, cuando las empresas trataron de aguantar as cosas como estaban en medio de la pandemia de coronavirus.

Los salarios y prestaciones de los trabajadores estadounidenses crecieron lentamente este verano, cuando las empresas trataron de aguantar as cosas como estaban en medio de la pandemia de coronavirus.

La compensación total de los trabajadores subió apenas 0,5% en el trimestre julio-septiembre, el segundo trimestre consecutivo de crecimiento lento en salarios, dijo el viernes del Departamento de Trabajo. El crecimiento fue el mismo del trimestre abril-junio. Eso representa una baja de 0,8% en los primeros tres meses del año.

Para el año fiscal que concluyó en septiembre, los salarios y prestaciones subieron 2,4%, la tasa más baja en tres años. Los datos provienen del índice de Costos de Empleo del Departamento de Trabajo, que mide los cambios de paga para los trabajadores que mantienen sus puestos. Esos datos no son afectados por los despidos masivos de la primavera.

Las cifras indican que las empresas están tratando de mantener los mismos costos de mano de obra, en momentos en que vuelven a contratar a millones de trabajadores despedidos en marzo y abril cuando la pandemia forzó el cierre de miles de empresas en todo el país. Aún así, el país ha recuperado apenas más de la mitad de los 22 millones de empleos perdidos por la pandemia. La tasa de desempleo es de 7,9%, aún alta, aunque menor que el pico de 14% de abril.

Los salarios y prestaciones cayeron en el tercer trimestre para empleados de universidades y escuelas profesionales, por primera vez desde el 2009, durante la Gran Recesión. La compensación para esos trabajadores cayó 0,4%, comparado con una ganancia de 0,6% en el segundo trimestre.

Las universidades están batallando con una declinación de las matrículas en medio de la pandemia, con muchas clases conducidas en la internet.

Los salarios de empleados de gobiernos estatales y locales aumentaron apenas 0,1% en el tercer trimestre. Los gobiernos se han visto forzados a reducir empleos a medida en que caen los ingresos fiscales. La mayoría de los estados están obligados legalmente a equilibrar sus presupuestos.